13 de febrero de 1958

El Directorio Revolucionario 13 de Marzo crea el Frente Guerrillero del Escambray

Hace 55 años, el 13 de febrero de 1958, llegó a las alturas de Trinidad-Sancti Spíritus, un grupo de combatientes del Directorio Revolucionario 13 de Marzo (DR-13-M), encabezados por su jefe, Faure Chomón Mediavilla, con un importante alijo de armas, creándose así un nuevo Frente Guerrillero en El Escambray.

Chomón y sus compañeros habían salido desde la Florida, Estados Unidos, a bordo del yate Scapade, y entraron en Cuba el 8 de febrero del citado año por un punto en la costa de la Bahía de Nuevitas, provincia de Camagüey, y luego se trasladaron al macizo serrano del centro de Cuba para continuar la lucha en homenaje a quienes habían asaltado el Palacio Presidencial y en cumplimiento de la Carta de México que firmaran Fidel y José Antonio Echevarria.

Faure, jefe de la organización, recordó cómo a escasos días de la llegada de los revolucionarios se cambió el nombre por el de Frente Guerrillero del Escambray del Directorio Revolucionario 13 de Marzo, dada la traición de Eloy Gutiérrez Menoyo, quien a la cabeza de un pequeño grupo se adjudicó el apelativo inicial.

Momentos difíciles y de amargura frente a la división causada por Menoyo y algunos de sus seguidores, tuvieron que afrontar los combatientes del 13 de Marzo. "Al llegar a las montañas espirituanas, lejos de ser recibidos como hermanos que venían con armas y hombres a reforzar la guerrilla, la bienvenida resultó fría y hostil", evocó Faure.

A los pocos días de llegar los guerrilleros a la zona, el ejército de la dictadura inició una ofensiva en esa región que abarcó las zonas de Charco Azul, Guanayara y otros puntos del lomerío, con el objetivo de aniquilar a los guerrilleros antes de que pudieran hacerse fuertes.

Pero en poco tiempo se sucedieron acciones importantes de los rebeldes que se tradujeron en descalabros para los efectivos militares; ejemplo de estos son Guanayara, Pico Tuerto, Manantiales, Río Negro y Chalet de Lora, entre otras. Y esta serie de emboscadas y combates hicieron que el ejército dejara de penetrar con la facilidad de los primeros momentos y comenzara a extremar medidas de seguridad cuando se decidía a incursionar en la zona.

Posteriormente, se consolidó la lucha con la llegada de la Columna 8 Ciro Redondo, bajo el mando del Comandante Ernesto Guevara. Qué distinto el encuentro sostenido con los integrantes de la tropa del Che, quienes arribaron a El Escambray en octubre de 1958 con instrucciones del Comandante en Jefe Fidel Castro de unir a todos los combatientes contra la tiranía.

Desde aquellos momentos las fuerzas del Directorio y del 26 de Julio formaron el Frente de Las Villas, y sus respectivas columnas juntas fueron ocupando posiciones y territorios, y tuvieron su máxima expresión de unidad en el histórico documento conocido como Pacto de El Pedrero, firmado el 1 de diciembre de 1958.

Las jornadas combativas se vieron coronadas con la liberación de poblados y ciudades hasta arribar al Primero de Enero de 1959, día en que el pueblo cubano, junto al Ejército Rebelde, disfrutó la victoria por la que tantos hombres y mujeres, sobre todo jóvenes, habían luchado durante años y por la que muchos ofrendaron sus vidas.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir