Rehabilitan en Santiago de Cuba conjunto monumental 26 de Julio

Eduardo Palomares Calderón

Santiago de Cuba.— Un amplio programa constructivo, de reparación y rehabilitación, tiene lugar con motivo del aniversario 60 de la gesta moncadista en la llamada área monumental 26 de julio, que abarca las principales instalaciones relacionadas con el asalto al Cuartel Moncada, organizado y dirigido por Fidel Castro.

Foto del autorLa rehabilitación del conjunto monumental 26 de Julio deberá concluir previo al aniversario 60 del asalto al Moncada.

Calificado por el arquitecto Omar López, director de la oficina del Conservador de la Ciudad, como un proyecto patrimonial estratégico, dinámico y de alto impacto, se trata de devolverle el esplendor a un entorno con grandes instalaciones como la otrora fortaleza, el Parque Abel Santamaría, el Palacio de Justicia y la Escuela para Maestros Normalistas.

Fuerzas del sector de la Educación y brigadas de varios municipios acometen en el Moncada la reparación de los edificios- escuelas comprendidos en la actual Ciudad Escolar 26 de Julio, el Museo Histórico 26 de Julio y la Dirección Provincial de Educación, mientras que la Empresa de Restauración y Construcción de Obras Monumentales restaura los muros perimetrales.

En la propia manzana se rehabilitan los estudios y el teatro del Telecentro Provincial TeleTurquino, así como la casona de madera aledaña al cuartel, que junto a la reconstrucción de sus muros, recobrará la imagen de cuando servía de vivienda al Jefe del Regimiento Moncada.

Los trabajos del Parque Abel Santamaría enmarcan el museo, la Sala de Enfermeras donde al ser juzgado Fidel pronunciara su alegato La Historia me Absolverá y la biblioteca instalada en lo que fuera el Hospital Saturnino Lora, ocupado por el grupo de moncadistas asignado a Abel.

Mediante un nuevo proyecto se erigirá en este sitio el primer parque biblioteca de Cuba y serán totalmente reparados la Fuente de los cien chorros, en el interior del patio, y el monumento fuente del escultor René Valdés Cedeño, que recrea por sus cuatro lados los símbolos patrios y las figuras de José Martí y Abel Santamaría.

Tomado aquella mañana del 26 de julio de 1953 por el joven Raúl Castro al frente de un pequeño grupo de asaltantes, el Palacio de Justicia mejorará la carpintería, enchapes, instalaciones eléctricas y sanitarias. Entre este edificio y el Moncada, serán creados la galería de arte para gran formato Generación del Centenario y un centro de información sobre Martí, Autor Intelectual del Asalto.

Recién remozada, la Escuela Normal que acogiera en sus aulas a tantos valerosos jóvenes como Frank País, requerirá solo un mínimo de acciones, de ahí que en su área se centren las labores en la Clínica Los Ángeles (Hospital Materno Mariana Grajales) para rescatar las fuentes, la arbolada y los jardines.

Dada la alta significación del conjunto, cuyas cuatro principales instalaciones están declaradas Monumento Nacional, también serán reparadas otras edificaciones existentes en la zona como las antiguas casas de clases y oficiales del cuartel, de madera y estilo Art Decó, el círculo infantil Ana de Quesada, el hospital oncológico y la escuela de estomatología.

El arquitecto Omar López precisó que la Avenida de los Libertadores será rehabilitada mediante un proyecto especial para sus luminarias, paradas de ómnibus, puntos de teléfono, áreas verdes e iluminación monumental en los bustos en bronce de los generales de la guerra de independencia nacidos en Santiago de Cuba.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir