CELAC: visión común de la Patria Grande

Aseguró Raúl en el discurso pronunciado durante la sesión plenaria de la Primera Cumbre de la CELAC. Asumió Cuba Presidencia Pro Tempore de la Organización

Leticia Martínez Hernández y Yaima Puig Meneses

Foto: Estudios Revolución
Entre los encuentros sostenidos, el General de Ejército Raúl Castro Ruz se entrevistó con el presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos.

SANTIAGO DE CHILE, Chile.— "Para Cuba y para mí es un gran honor recibir la Presidencia Pro Tempore de la CELAC. Siento que es un reconocimiento a la abnegada lucha de nuestro pueblo por su independencia que sirve hoy de especial homenaje a José Martí en el 160 aniversario de su natalicio", expresó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro Ruz en las breves palabras pronunciadas al asumir la Presidencia de la Organización.

En este sentido, destacó el interés de Cuba por contribuir a la consolidación del primer mecanismo de concertación e integración que reúne a las 33 naciones de Nuestra América.

Asimismo, aseguró que trabajaremos a favor de la paz, la justicia, el desarrollo y el entendimiento entre todos nuestros pueblos. "Partiremos de la comprensión de nuestra diversidad para fomentar la unidad en la lucha por el objetivo común de lograr el bienestar y la dignidad de nuestros pueblos, y trabajaremos sin descanso para hacer realidad el ideal de independencia de Bolívar y de todos nuestros próceres", concluyó.

Durante la sesión plenaria, los jefes de delegaciones coincidieron en calificar de hecho histórico para la región la asunción de Cuba a la Presidencia Pro Tempore de la CELAC y expresaron su confianza en el éxito de la misma.

Previo a la clausura de la cita, al intervenir en la sesión plenaria, el Presidente cubano dedicó sus primeras palabras a honrar la memoria de Salvador Allende, insigne latinoamericano que entregó su vida por la independencia de Chile.

Expresó Raúl que la existencia de la CELAC nos permitió encarar los desafíos del 2012 con más conciencia de quiénes somos y hacia dónde vamos en medio de circunstancias convulsas y complejas.

"No es la CELAC una asociación de meras reuniones ni coincidencias pragmáticas, sino una visión común de la Patria Grande latinoamericana y caribeña que solo se debe a sus pueblos".

Igualmente, apoyó la determinación con que UNASUR actuó frente al golpe parlamentario en Paraguay y consideró que la Comunidad estará incompleta mientras falte en ella el escaño de Puerto Rico. Insistió también en la urgencia de apoyar aún más a Haití, cuyo gobierno necesita recursos para la reconstrucción y el desarrollo, al tiempo que abogó por conjugar los esfuerzos contra la drogadicción y el tráfico ilícito de estupefacientes.

Dejando a un lado las líneas de su discurso, comentó la experiencia de Cuba en la lucha contra este flagelo. En consecuencia, expresó que es mejor enfrentar estos problemas cuando están naciendo.

En la sesión plenaria de la Cumbre, transmitida en vivo por la televisión chilena, fue unánime el reconocimiento a la importante contribución realizada por los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva, Felipe Calderón y Leonel Fernández, así como por el mandatario venezolano Hugo Chávez Frías, para concretar el nacimiento de la CELAC.

DEBATES ABIERTOS Y FRANCOS

Al comenzar las intervenciones en la sesión plenaria, Nicolás Maduro leyó un mensaje enviado por Chávez a los Jefes de Estado y de Gobierno participantes en la cita, en el cual destacó que la unidad y el sueño de la Patria Grande de los libertadores del Continente ya se van perfilando.

En el documento, el mandatario venezolano consideró: "Ya nos vamos pareciendo a lo que una vez fuimos y nos fue arrebatado (¼ ) El espíritu de la unidad ha vuelto con toda su fuerza".

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, destacó que "hoy el mundo ya no es polar, sino multipolar" y la CELAC surge como una oportunidad "de carácter plural, que permite reconocer posiciones distintas de países hermanos". En tal sentido aseguró que su país seguirá trabajando para fortalecer el papel de este Foro, pues la Comunidad desempeña un papel estratégico.

Por su parte, Evo Morales, presidente de Bolivia, se refirió a la ausencia en esta cita del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el mandatario Hugo Chávez, quienes deben sentirse orgullosos por el hecho de que hoy estén reunidos aquí los países de la región respetando sus diferencias y defendiendo la democracia. Pidió no abandonar al pueblo cubano en su lucha contra el bloqueo económico impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos y elogió la solidaridad incondicional de la Isla.

Al hacer uso de la palabra el mandatario uruguayo, José Mujica, valoró que los pueblos latinoamericanos y caribeños están viviendo sucesos sin antecedentes en la historia de la región. "Estamos empezando a ser patrones de nosotros mismos. Estamos intentando agarrar fuerza para construir un diálogo de igual a igual con cualquiera en el mundo", consideró.

Al concluir el debate, los jefes de delegaciones aprobaron varios comunicados especiales, acerca del apoyo a la República de Haití; la descolonización de las Islas Malvinas; la lucha contra el terrorismo en todas sus manifestaciones; la necesidad de poner fin al bloqueo económico sobre Cuba; la ayuda a los pequeños estados insulares y el respeto al uso tradicional del masticado de la coca, entre otros.

Además, se aprobó la incorporación a la troika —que integran Chile, Cuba y Costa Rica—, del Presidente Pro Tempore de CARICOM, que este semestre corresponde a Haití. Igualmente, se acordó conceder a la República del Ecuador la Presidencia Pro Tempore de la Comunidad regional durante el año 2015.

Como colofón de la cita, los Jefes de Estado y de Gobierno de la CELAC aprobaron la Declaración de Santiago, en la cual se fijan posturas conjuntas sobre determinadas problemáticas de la región y se rechazan medidas unilaterales con efectos extraterritoriales que sean contrarias al Derecho Internacional y puedan afectar el multilateralismo.

En ella también se reafirma el compromiso de que el clima de paz que prevalece en América Latina y el Caribe se afiance y en toda nuestra región se consolide una Zona de Paz, en la cual las diferencias entre las naciones se resuelvan de forma pacífica por la vía del diálogo y la negociación.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir