Retos y desafíos sanitarios

Ganar en responsabilidad con nuestra salud

José A. de la Osa
delaosa@granma.cip.cu

El viceministro primero de Salud Pública, doctor José Ángel Portal Miranda, al intervenir ayer en la mesa redonda dedicada a La salud pública cubana, sus desafíos y resultados, calificó el 2012 como "año de duro trabajo", en función de que tuvieron que enfrentar determinados eventos epidemiológicos en algunos territorios del país.

Mencionó los relacionados con brotes aislados de cólera, de lo cual se ha estado informando a la población por los medios locales y también recientemente por los nacionales, y se refirió asimismo a la aparición de algunos casos de dengue a partir de personas que han viajado con la enfermedad a Cuba, donde tenemos un alto nivel de infestación del mosquito Aedes aegypti, por lo que ha ocurrido alguna transmisión.

Esto nos ha llevado a intensificar las acciones de promoción, de prevención, de control de la enfermedad, y ha sido fundamental en todo este proceso la participación activa de los organismos y de la población.

El doctor Manuel Santín Peña, director Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, dijo con relación al brote de cólera aparecido hace unos días en la capital, que ayer se habían reportado tres casos sospechosos, y se mantenían 28 ingresados, todos en situación estable y sin peligro para sus vidas.

Al hablar de los problemas sanitarios dijo que hay que actuar contra ellos con severidad, "y nosotros autocríticamente debemos decir que tenemos que ser todavía más severos, aunque justos, sin excesos, para tener un mejor resultado en estos enfrentamientos".

En cuanto a los expendedores de alimentos señaló que tanto los estatales como los privados deben cumplir con autorresponsabilidad las regulaciones sanitarias establecidas.

Además, subrayó, convocamos a que el pueblo exija el derecho de recibir un servicio de calidad, no solamente porque un alimento esté sabroso y tiene incluso una buena porción, sino que esté higiénicamente bien elaborado y que sea seguro para su consumo.

En su intervención el doctor Portal Miranda trazó una visión del trabajo realizado en los últimos tiempos y los principales resultados alcanzados el pasado año, dando continuidad a lo que en estos más de 50 años de Revolución ha sido una prioridad para nuestro Estado: la salud del pueblo.

El escenario en lo social está caracterizado, dijo, por un acelerado envejecimiento de la población, disminución de la natalidad, un incremento de la expectativa de vida que es para los hombres de 78 años y de 80 para las mujeres, lo que sin lugar a dudas es un reto para cualquier sistema sanitario.

A lo anterior, señaló, habría que añadir la crisis económica mundial, que afecta también a nuestro país, y el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, que genera limitaciones financieras, elevación de los costos, dificultades para poder acceder a tecnologías, medicamentos e intercambios científicos.

Indicó que durante el 2012 fue una prioridad consolidar todas las transformaciones que se consideraron necesarias para lograr tres propósitos fundamentales: continuar elevando el estado de salud de la población cubana, incrementar la calidad de los servicios que brindamos y la satisfacción de la población con los servicios de salud que se le brindan, y continuar haciendo eficiente y sostenible el sistema sanitario, todo ello en concordancia con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, y muy lejos de las reformas que han tenido que hacer algunos sistemas sanitarios por recortes presupuestarios, que sí han tenido una influencia en la atención médica y las capacidades para brindar servicios de salud.

Resumiendo, dijo que prácticamente casi todos los indicadores de salud al cierre del 2012 muestran un comportamiento favorable con relación al 2011, que en muchos se supera y en otros se logró alcanzar lo propuesto.

Puso como ejemplo que Cuba lleva cinco años consecutivos con una tasa de mortalidad infantil por debajo de 5 por mil nacidos vivos, y eso solo se ve en países desarrollados.

En cuanto a la calidad de los servicios que se brindan para generar una verdadera satisfacción con ellos, dijo que han trabajado en dos elementos básicos: seguir mejorando la infraestructura de nuestras instituciones, una de las mayores insatisfacciones de la población, y con los procesos que generan calidad, no solo la que percibe la población, sino la que el sistema puede brindar a través del conocimiento y preparación de nuestros profesionales.

Puso de relieve que la atención primaria es el eje estratégico de todas las transformaciones por las que hemos apostado. Prácticamente el 80 % de los problemas de salud hoy se resuelven en este nivel de atención y dentro de estos por el papel que desempeñan el médico y enfermera de la familia.

Nosotros hemos estado tratando de rescatar los conceptos fundacionales con los que surgió este programa, para que de verdad se convierta, como lo definió nuestro Comandante en Jefe, en el guardián de la salud.

En la mesa redonda también usaron de la palabra el viceministro para el área de la Economía y los Servicios, Luis Fernando Navarro Martínez, y Reinol García Moreiro, director nacional de Atención Médica, quienes se refirieron a los resultados alcanzados por la asistencia médica en todo el territorio nacional, las inversiones ejecutadas y en desarrollo, a fin de fortalecer las infraestructuras de servicios médicos, y, asimismo, los propósitos que tiene el sistema de salud para el presente año.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir