Salud garantizada a pesar de Sandy

Germán Veloz Placencia

HOLGUÍN.— El buen desempeño del personal y de los centros asistenciales del territorio durante el paso del huracán Sandy y en la etapa posterior de recuperación, fue puesto de relieve por Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública, quien asistió aquí a una reunión del Consejo de Defensa Provincial.

"En la provincia se mantuvieron los servicios vitales en esos centros, a pesar de las afectaciones estructurales causadas por los vientos del meteoro. Es justo destacarlo porque muchos médicos y trabajadores en general sufrieron daños en sus viviendas, pero no faltaron a sus puestos", enfatizó.

Ahora, orientó, se deben incrementar la percepción de riesgo y la cultura sanitaria de la población, fundamentalmente en los territorios más golpeados, para enfrentar los brotes de enfermedades diarreicas y respiratorias que aparecen tras estos fenómenos naturales y eliminarlas a tiempo, como se ha demostrado en Holguín.

Con el propósito de hacer más efectiva la labor preventiva, indicó intensificar el trabajo de convencimiento en las escuelas y en las comunidades en general, persona a persona.

Es muy importante la calidad del agua que se consume, razón por la que es necesario continuar estimulando, en las familias y en las instituciones, el uso del hipoclorito de sodio. También insistió en proseguir las labores de saneamiento, como chapeas y liquidación de salideros de agua, con el fin de evitar focos de Aedes aegypti.

Entre otras cosas, precisó que las instalaciones de la Salud Pública y sus trabajadores no pueden descuidar las pesquisas activas diarias para determinar la presencia de posibles enfermedades, al tiempo que recordó la existencia de protocolos médicos efectivos para combatir cada caso.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir