Lo que distingue al Sistema Electoral cubano

El Sistema Electoral cubano se rige por varios principios que lo hacen único y que le conceden al pueblo el principal protagonismo, ellos son:

  • La no participación del Partido Comunista en el proceso electoral; el Partido no postula, ni promueve, ni apoya a ningún candidato
  • Es el propio pueblo quien tiene la facultad exclusiva de nominar directamente a sus candidatos, lo que hace en asambleas públicas y abiertas de electores.
  • Todos los elegidos pueden ser revocados por sus electores en cualquier momento del mandato.
  • El pueblo controla la labor que realizan sus representantes, ya que estos están obligados a rendirle cuenta de manera sistemática.
  • El pueblo participa junto a sus representantes en la toma de decisiones más importantes que incumben a la persona o a la Nación en su conjunto.
  • El Registro de Electores es automático y gratuito. El cubano nace con ese derecho que se cumple cuando arriba a los 16 años de edad. Su transparencia se garantiza totalmente, pues el listado de los electores se coloca en lugares públicos, mucho antes de las elecciones, para que pueda ser controlado por todos.
  • El conteo de los votos que recibe cada candidato se hace ante la presencia de la población, incluso de los extranjeros de visita en el país, si así lo desean.
  • Para ser electo Delegado a una Asamblea Municipal o Provincial del Poder Popular, y Diputado a la Asamblea Nacional, el candidato tiene que obtener más de la mitad de los votos válidamente emitidos.
  • Los candidatos no pueden hacer campaña electoral a su favor ni en contra de ningún otro. La propaganda de las elecciones es patrimonio exclusivo de las Comisiones Electorales y tiene un contenido ético, educativo, instructivo y dirigido a garantizar la igualdad de derecho de todos los electores.
 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir