Agricultura suburbana

Finca fiel a un nombre

Juan Varela Pérez
juan.pvp@granma.cip.cu

Vista Hermosa es hoy una de las fincas ejemplo en la agricultura suburbana. En las tierras próximas al centro del municipio de Güines, en Mayabeque, se demuestra que si se trabaja bien y los recursos se aprovechan, son infinitas las ventajas que ofrece ese sistema organizativo.

Foto: Jorge Luis González En Vista Hermosa, la clave del éxito es sacarle el máximo partido a la tierra.

No es casual que sus 70 hectáreas, todas diversificadas, posean la condición de Referencia Nacional, exigente estímulo que otorgan, tras un exhaustivo análisis, especialistas del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana y Suburbana.

La explotación de cada palmo del fértil suelo, la aplicación del policultivo y de la ciencia, y el uso de la tracción animal, son suficientes razones para que la Cooperativa de Crédito y Servicios Porfirio Álvarez, a la que pertenece, reciba cada año los 700 quintales establecidos en el convenio.

Jorge Félix Fernández estuvo casi 30 años como técnico industrial en el ahora inactivo central Amistad con los Pueblos. Este hombre, de pocas palabras pero de mucha acción, dejó el azúcar hace nueve años y junto a dos hermanos le dio nueva vida a la finca.

No se trata de poca gente o de la carencia de recursos, el asunto es, afirma, sacarle el máximo a lo que se tiene, dejar a un lado lamentos y quejas, y cuidar con mucho amor las plantaciones, ya sean de viandas, frutales u hortalizas.

Ellos son pocos, pero las tareas de cada uno están muy definidas, a pesar de existir labores que, en su periodo crítico, necesitan mano de obra adicional.

Jorge pondera la riqueza de sus tierras y agradece las orientaciones técnicas y los chequeos a fondo del Grupo Nacional que "nos motiva y alienta, nos exige estar al día y cumplir las bases de la Agricultura Suburbana".

De las 5 732 fincas que tiene la provincia de Mayabeque en diferentes fases organizativas de ese sistema, el ritmo no es igual en todas. Hasta la implementación del Programa de la Agricultura Suburbana muchas estaban en otras formas productivas. Todas, por lo general, se ubican a unos cinco o diez kilómetros de la cabecera del municipio.

Por eso en el territorio se menciona a Vista Hermosa como un ejemplo de hasta dónde se puede llegar si existe consagración e interés por cumplir.

Tener actualmente, junto a otros renglones, más de 20 variedades de frutas, unas en fomento y desarrollo, y otras en tiempo de cosecha, es alguno de los logros de esta finca que duplica sus áreas al intercalar las plantas.

Este año, por ejemplo, suministraron 300 quintales de aguacate lo cual consideran, por su volumen, una de las mayores campañas de los últimos años. La atención a las viejas plantaciones y el fomento de otras, auguran también un buen futuro.

La gestión económica estimula y marcha bien al no verse en la necesidad de acudir al crédito bancario que tanto compromete. "Jamás gastamos más de lo que tenemos gracias al sentido de ahorro de esta familia", señala Jorge Félix Fernández.

A cuantos le visitan, muestran orgullosos el certificado concedido por el Grupo Nacional, donde avala la condición de Referencia Nacional "por el esfuerzo realizado, por su aporte al desarrollo técnico y los resultados productivos y económicos alcanzados".

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir