Cuba en el mundo

Juicio contra los Cinco fue una mascarada, asegura juez Guzmán

Enrique Torres

Santiago de Chile, 13 de septiembre.— El prestigioso jurista chileno Juan Guzmán, quien tuvo a su cargo casi un centenar de querellas contra el dictador Augusto Pinochet, aseguró que el juicio contra los Cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos carece de todo sustento.

En entrevista con Prensa Latina, el exjuez de la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile aseguró conocer muy bien el expediente judicial de los cubanos, y se pudo percatar "de que en el fondo, con meras apreciaciones, se maquilló un delito que nunca existió".

"Inventaron un cargo, el de haber puesto en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos, algo que los propios militares estadounidenses desmintieron en la vista oral", precisó Guzmán, quien asistió en el 2007 como observador al proceso presentado por los abogados de la defensa en la Corte de Apelaciones de Atlanta.

En el juicio, que comenzó en el otoño del 2000 y se extendió siete meses, expertos como el entonces jefe del Comando Sur, general Charles Whilhem, el general retirado Edgard Atkinson, el almirante Eugene Carol, el coronel George Busckner, e incluso, el exdirector de la Agencia de Inteligencia del Pentágono, James Clapper, negaron que los Cinco tuvieran acceso a datos clasificados o secretos.

"Y eso me llamó mucho la atención, que los jueces fallaran en contra de ese dictamen, cuando miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos dijeron que, en ningún momento, la actuación de ellos significó un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos", comentó el jurista.

En su opinión, esa actitud de la justicia es muy llamativa, "porque en ese tipo de juicio lo que importa son los peritajes de las personas que tienen conocimiento, de la ciencia o de un arte, y ahí el tema de los militares, de los generales, es precisamente el peligro nacional o internacional de ciertos actos", reflexionó Guzmán, quien en Chile procesó también a numerosos agentes estatales por violaciones de los derechos humanos.

La acusación principal contra ellos, como reconocieron los fiscales y el juez desde el acta acusatoria hasta el último día del juicio, fue que habían, pacíficamente, sin armas, penetrado grupos terroristas anticubanos con el objetivo de informar a Cuba sobre sus planes criminales. (PL)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir