Definición en Bruselas

Yarisley tercera; Aries Merrit ¡12.80!

Harold Iglesias Manresa

Siempre los epílogos deparan alguna noticia emocionante. El Memorial Van Damme de Bruselas no fue la excepción. Hubiésemos querido que se tratara de la coronación de la pertiguista cubana Yarisley Silva, pero no. La nota en do mayor la puso el estadounidense Aries Merrit, quien con fenomenal 12.80 segundos pulverizó la anterior cota mundial del guantanamero Dayron Robles (12.87) en los 110 metros con vallas.

El estadounidense refrendó su condición de as bajo los cinco aros y mejor vallista en la actualidad.

Con apenas 0.3 metros de aire favorable el norteño de 27 años se adueñó de la gema en esta III Liga de Diamante al acumular 18 unidades, las mismas que su compatriota Jason Richardson, su escolta ahora con 13.05. Para Merrit, su décima carrera de la temporada por debajo de los 13 segundos.

Volviendo a Yarisley, única representante antillana con opciones de alzarse, al parecer la presión le pasó factura, pues en definitiva quedó tercera (4.55 metros), falló dos veces en 4.65 y la tercera en 4.70. Esa misma posición le deparó finalizar con 12 unidades, a la zaga de la alemana y titular, Silke Spiegelburg (4.75-16), y la brasileña Fabiana Mürer, segunda amparada en 4.65-14. Ya habíamos comentado el peligro que representaba la germana, por su estabilidad y exhibir un registro cimero de 4.82 este año.

Como reina del triple salto, al igual que en los Juegos Olímpicos de Londres, se erigió la kazaja Olga Rypakova, esta vez con estirón de 14.72 válidos para totalizar 24 rayas y relegar a su archirival, la ucraniana Olha Saladuha (14.40-14). Eso mismo hizo, al parecer sin mucho desgaste, el bólido jamaicano Usain Bolt, dueño del hectómetro y la piedra preciosa con 9.86 segundos y 16 puntos.

También ejercieron su dominio en la pista sus coterráneos Yohan Blake, 19.54 en los 200, y Kaliese Spencer en la vuelta al óvalo con obstáculos (53.69-24), lo mismo que el belga Kevin Borlée (44.75-10) en la propia distancia plana, capaz de desplazar en el último momento al dominicano Luguelín Santos, cuarto con 45.31 y similar acumulado.

La estadounidense Charronda Williams (22.74-12) se tituló, a pesar de ser relegada a la tercera posición en el doble hectómetro por la francesa Myriam Soumare (22.63-8), y la jamaicana Anneisha Mclaughlin (22.70-6), .

Sin margen a dudas en el disco se comportó el estonio y subtitular estival Gerd Kanter (66.84-19), imitado por el ruso Aleksandr Menkov, en la longitud, con marca personal de 8.29 y 17 unidades, mientras, aun cuando culminó sexta con apenas 1.89, la norteña Chaunte Lowe se aferró al diamante con 17 rayas en una prueba dominada por las rusas Svetlana Shkolina (2.00-12) y Anna Chicherova (1.95-13).

Y en los eventos de fondo los kenianos barrieron con todo el brillo a su alcance. Silas Kiplagat comandó los 1 500 con 3:31.98 y total de 16 puntos. Otro tanto hizo en los 5 000 su coterránea Vivian Jepkemoi Cheruiyot (14:46.01-18),

para dejar en un segundo plano la mejor marca de la temporada de la también representante de Kenia, Mercy Cherono (14:47.18-16). En la doble vuelta al óvalo a Pamela Jelimo le bastó el segundo escaño (1:57.24-16), por detrás de Francine Niyonsaba, de Botswana, con cota nacional de 1:56.59. Igualmente triunfador en los 3 000 con obstáculos y el tercer puesto a cuestas, Paul Kipsiele Koech (8:04.01-20), evento en el que los representantes de esa nación ocuparon siete de los ocho primeros escaños, con el curtido Brimin Kiprot Kipruto (8:03.11) a la cabeza.

Pletórico final para casi cuatro meses de temporada atlética, 32 diamantes en pugna durante 14 mítines que vieron la luz en Doha, Catar el 11 de mayo y culminaron ayer en Bruselas.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir