Documentos prueban que Washington sí buscó la extradición de Assange

WASHINGTON, 22 de agosto.— El ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Bob Carr, rechazó la idea de que EE.UU. planea la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por cargos derivados de la obtención de información clasificada; sin embargo, cables diplomáticos desclasificados contradicen sus planteamientos.

Foto: Getty ImagesPancarta de apoyo a Assange y a Bradley Manning en la embajada ecuatoriana en Londres.

Según The Sydney Morning Herald, citado por Telesur, los documentos revelan que la embajada australiana en Washington informó en febrero que "la investigación de EE.UU. sobre la posible conducta delictiva del señor Assange ha sido constante durante más de un año".

Asimismo, informan que Kim Beazley, embajador australiano en Estados Unidos, buscó asesoría de alto nivel en ese país sobre "cualquier decisión de acusar o solicitar la extradición de Assange".

La sede diplomática australiana identificó una amplia gama de cargos criminales que Washington podría entablar contra Assange, incluyendo espionaje, conspiración, acceso ilegal a información confidencial y fraude informático.

Mientras, el abogado de Bradley Manning —joven soldado acusado de entregarle miles de documentos a WikiLeaks— denunció que su cliente recibió un trato humillante y degradante durante los primeros meses de prisión en un centro en Viriginia, e interpuso una moción para que el caso sea desestimado, informa BBC Mundo.

Cuando Manning fue arrestado en mayo del 2010, fue llevado directamente a Quantico. Es allí que su abogado, David Coombs, acusa a sus guardianes de someterlo a un trato inapropiado y en violación del código militar, al contrario de lo que sostiene el Pentágono.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir