Trabajar por una mejor formación del docente

Olga Díaz Ruiz

Con la mira puesta en el periodo lectivo 2012-2013, se consolida la formación del personal docente en el país, que transita a su vez por un proceso de elevación de la calidad y el rigor con que esta se realiza, aseguró a Granma Isel Parra Vigo, directora de Formación del Personal Pedagógico del Ministerio de Educación.

foto: jorge luis gonzálezEn la actualidad hay más alumnos de noveno grado optando por las escuelas pedagógicas que las plazas afectadas.

Esto se debe en buena medida, explicó, al desarrollo desde hace dos cursos de un sistema de formación que abarca la licenciatura en Educación, en las 21 carreras que imparten las universidades de ciencias pedagógicas (UCP); y la reapertura de las escuelas pedagógicas de nivel medio superior, con el fin de garantizar la cobertura docente en las enseñanzas preescolar, primaria y especial.

Además, en estas mismas universidades, a quienes no acceden a la enseñanza superior, se les oferta un curso de nivel medio superior de dos años de duración, para estudiar las especialidades que presenten déficit en el ingreso, identificadas en cada territorio a partir de un cálculo real y objetivo de la demanda de personal docente.

En todas estas modalidades apostamos por lo más importante: preparar bien al maestro, insistió. De otra manera no es posible concretar ningún cambio en el sistema nacional de educación.

Entre las principales transformaciones implementadas destacó el incremento del tiempo presencial del maestro en formación en las UCP, estableciendo que al menos los dos primeros años permanezcan en ellas a tiempo completo, sin asumir responsabilidades en las aulas. Esto favorece la preparación académica del estudiante, a lo que se suma la elevación del rigor en el sistema evaluativo, y el fortalecimiento del trabajo metodológico y las estrategias de superación.

Según precisó, también como una vía de inyección de ingreso con calidad a las carreras de ciencias, las más deficitarias actualmente, se perfecciona la experiencia del estudio de doce grado en las UCP, en las especialidades de Matemática-Física, Biología-Geografía y Biología-Química.

Tales medidas han conducido a una etapa superior en cuanto al ingreso a carreras pedagógicas, afirmó. Hoy por ejemplo, hay más alumnos de noveno grado optando por las escuelas pedagógicas que las plazas ofertadas. Asimismo, se ha constatado que los estudiantes llegan con una mayor preparación a los exámenes de ingreso, y tanto ellos como sus familias han tomado conciencia de la necesidad de realizar esa preparación cabalmente.

Al respecto, Francisco Lau Apó, jefe del departamento de Formación Inicial del Profesional, señaló que aunque la preparación del personal docente muestra indicios de continuar mejorando, la principal insatisfacción en el sector es precisamente no lograr el ingreso a las carreras pedagógicas y la permanencia de los estudiantes en la medida que el sistema lo requiere.

Para motivar a los jóvenes, añadió, en los planes de estudio se concibe ahora un mayor espacio al trabajo independiente, a la búsqueda de información, a la investigación y al empleo de las tecnologías. De manera que se forme un profesional con un comportamiento integral adecuado, ejemplo de respeto, buen trato y bien vestir, que enaltezca a la luz de la sociedad la labor del maestro, sea capaz de desarrollar una clase más amena, y de asegurar el interés y la participación más activa y reflexiva de los alumnos, con una mejor orientación del estudio independiente.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir