Central Mario Muñoz

Faltó orden, disciplina y exigencia

Ventura de Jesús

El Mario Muñoz ha hecho tres malas zafras al hilo con tres directores diferentes. El que fuera uno de los ingenios más eficientes del país ha ido de mal en peor. En la última contienda incumplió todos los indicadores productivos y de eficiencia y dejó de producir 14 880 toneladas de azúcar previstas en el plan. Fue la cosecha más deficiente de su historia.

fotos del autorGustavo Borges Echeverría, jefe de turno, explicó que “la casa de caldera en esta zafra no fue operable, y es verdad que no todos los problemas fueron de los hierros”.

Con tres zafras por encima de 100 mil toneladas, en la más reciente apenas rebasó las 39 mil. Con ese pobre desempeño frustró las aspiraciones de la provincia de Matanzas de aparecer entre los territorios cumplidores en la producción de azúcar e influyó negativamente en los resultados del país.

El Mario Muñoz, uno de los tres centrales que muele en el territorio, también quedó muy por debajo en el compromiso de azúcar refino, pues de un plan de 25 mil toneladas ni siquiera rebasó las 8 mil.

Las causas

Interrupciones operativas, roturas en la industria e inconvenientes ocasionados en la planta eléctrica y la planta de vapor ocasionaron que el ingenio estuviera parado prácticamente la mitad de la zafra. Como consecuencia de ese tiempo perdido, las máquinas molieron un 40 % de la caña atrasada.

Entre otros efectos, esa debacle dejó un indeseable resultado para los trabajadores y sus familiares, quienes dejaron de recibir más de 2 millones de pesos y 80 mil cuc. En la lista de los perjudicados hay que incluir, además, a las unidades productoras, donde se dejaron de cortar con su consiguiente estrago 1 114 hectáreas de caña.

Roberto Díaz, al frente de la atención a los productores, significa que entre las entidades más dañadas están la CPA Manuel Piti Fajardo, y las UBPC Covadonga y Chilena, con grandes volúmenes de plantaciones de caña que deberán esperar por la próxima zafra.

El Mario Muñoz arrancó con un mes de atraso, y ya en zafra la industria nunca trabajó con estabilidad.

Explica que el Mario Muñoz arrancó con un mes de atraso, y ya en zafra la industria nunca trabajó con estabilidad. El gran desorden impidió moler inclusive toda la caña quedada de la contienda anterior. Eso quiere decir que en la zafra 2012-2013 tendremos caña quedada y requedada, sostuvo Díaz.

Al conversar con directivos y trabajadores del ingenio, pudimos conocer que el mal mayor está vinculado a la falta de capacitación de cuadros, como los jefes de área, jefe de turno y jefe de brigada, y también a la poca experiencia de los operadores en puestos clave.

En muy poco tiempo hubo que sustituir a los cuadros de los niveles intermedios, y hoy todos los jefes son nuevos, admitió Pedro Moreno, director del ingenio. En realidad hay una mala política en muchos puestos técnicos. ¿Dónde está el personal calificado que tenía el MINAZ antes de la tarea Alvaro Reinoso? Es inconcebible que el Mario Muñoz haya hecho la zafra sin jefe de producción ni de mantenimiento.

"Nadie quiere venir a trabajar aquí ni de la zona ni del resto de la provincia. Este es un central grande, automatizado y muy complejo, donde debe garantizarse el 46 % del azúcar de Matanzas. La gente tiene sus reservas. Como se conoce, al culminar la molida las maquinarias se desarman y conservan, y tras un diagnóstico a todos los componentes estudiamos las mayores incidencias y sus causas. Eso forma parte de la preparación de la próxima contienda y todavía a estas alturas no contamos con el jefe de mantenimiento".

Ante tal panorama, solo caben estas interrogantes: ¿Qué preparación se hizo para la zafra? ¿La hubo realmente? ¿Conoce el grupo azucarero del territorio que esto puede traer la cuarta contienda incumplidora del Mario Muñoz?

Es difícil, por no decir imposible, encontrar una respuesta afirmativa, pues solo la falta de previsión y de organización explica la situación vivida en el Mario Muñoz. Las consecuencias pueden apreciarse, además, en 104 hechos de robo de azúcar.

Si hablamos con verdadero lenguaje revolucionario, allí ni directores ni el Partido ni el Sindicato, se pusieron en zafra en las tres últimas campañas.

Otro de los dramas detrás del central

Viejos azucareros afirmaron que la generación de la fábrica no abastece de conjunto la producción de crudo y de refino, y que las peores zafras del Mario Muñoz se iniciaron con la puesta en marcha de la planta de refino, hace tres años.

El montaje en este 2012 de una caldera con capacidad de 60 toneladas y a un costo de 4 600 000 pesos debió ser una excelente noticia para mejorar la generación energética del central y la fabricación de azúcar crudo y refino. En la práctica no fue así.

Gustavo Borges Echeverría, jefe de turno, explicó que "la casa de caldera en esta zafra no fue operable, y es verdad que no todos los problemas fueron de los hierros".

Emilio Martínez, operador de la planta eléctrica, y Arsenio Díaz, mecánico de turbogenerador, coinciden en que el central no se puso a plena capacidad para enfrentar la zafra, y que el deterioro del equipamiento, aunque influyó, no fue lo único que incidió en los malos resultados.

Aunque insistió en planificar una adecuada capacitación, dada la cantidad de jóvenes en el central, Felicia Brito González, miembro del Buró Municipal del Partido en Los Arabos, fue explícita al decir que "allí ha faltado exigencia, organización, disciplina y ejemplaridad".

En la próxima zafra el plan del Mario Muñoz será mayor, por encima de las 60 mil toneladas de azúcar, pues Matanzas es la provincia con más caña en el país. Ese incremento demanda desde ya, definir responsabilidades por lo mal hecho y preparar todos los resortes en pos de un cumplimiento necesario y decisivo para la economía del país.

Evitemos la autopsia el año próximo.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir