Cerca de las medallas, pero solo puntos

Enrique Montesinos, enviado especial

BARCELONA.—Durante una segunda jornada mundialista juvenil en la que las pruebas de velocidad acapararon la atención, acentuándose las carencias del atletismo cubano en el sector al ni siquiera traer representantes, los cuatro contendientes en las finales de jabalina y decatlón, áreas más favorables en los últimos tiempos, consiguieron acercarse a las medallas, y en definitiva aportaron los primeros puntos correspondientes a ubicaciones entre los ocho mejores del planeta.

Foto: Ricardo López HeviaAlexis Copello conquistó oro en Francia.

De este modo parece que será en la tercera fecha del XIV Campeonato del orbe, hoy jueves, cuando lleguen los primeros lauros para la Mayor de las Antillas, luego de las sólidas actuaciones de Liuba María Zaldívar en la clasificación del triple salto y de Yordan O’Farrill liderando las semifinales de los 110 metros con vallas.

Ni la guantanamera Lismania Muñoz (54.97) ni la avileña Ismaray Armenteros (54.54) frisaron los 56 metros que trajeron de crédito al estadio olímpico de Montjuic, pero de poco les hubiera valido, pues el podio se discutió por arriba de 57 y el oro se fue sobre 60, teniendo que conformarse con respectivos cuarto y sexto puestos.

Ascendieron en sus rendimientos desde la primera a la tercera ronda, pero en la etapa decisiva sus rivales aceleraron sin que pudieran resistir para conformarse el podio a base de Sofi Flinck (SWE- 61.40-líder del año), Shiying Liu (CHN-59.20) y Marija Vucenovic (SRB-57.12), todas con marcas personales. Por puntos le dieron a Cuba el liderato en la especialidad, con ocho, la misma cantidad correspondiente al primer lugar de Suecia, y ningún otro país dobló entre las punteras.

En el decatlón se invirtieron los papeles y Manuel A. González, de Manicaragua, Villa Clara —un año mayor que el capitalino Abdel Kader Larrinaga— fue el mejor clasificado de los dos, sexto, con buen repunte final en los 1 500 metros que le permitió adelantar tres puestos desde el noveno y concluir con 7 513 puntos. Larrinaga terminó en el lugar 13, con 7 233, en un evento de nivel superior a sus credenciales, dominado sorpresivamente por Gunnar Nixon (USA- 8 018-líder del año), ante los favoritos Jake Stein (AUS-7 951-récord de Oceanía) y Tim Dekker (NED-7 815).

En cuanto a la triplista Liuba María Zaldívar, de Banes, Holguín, resultó la competidora de más autoridad en la fase clasificatoria, por su registro inicial de 13.80, automático para el boleto finalista con 50 cm de ventaja sobre lo solicitado. Tendrá que cuidarse fundamentalmente de la lituana Dovile Dzindzaletaite, quien luego de un primer 13.25 consiguió en la segunda llegada a la arena el mejor resultado de la mañana, 13.85, si bien ayudado por 2,7 metros por segundo de aire a favor.

Y luego de las tres semifinales de 110 con vallas, el camagüeyano O’Farrill ratificó su etiqueta de favorito con un inigualable 13.28, a una centésima de su mejor crono personal, con lo que espera ganar el oro.

DISCRETA ESCALERA DE PRESEAS

Registros discretos y un metal de cada color, fue el saldo antillano en el mitin de Sotteville-lès-Rouen, Francia, como parte del circuito atlético profesional y en el que el triplista santiaguero Alexis Copello clavó los pinchos en 17.12 metros, relegando al segundo y tercer puestos al bahamés Leevand Sands (17.08) y a su coterráneo Arnie David Girat (16.83), respectivamente.

La otra presea de Cuba la aportó el balista Carlos Véliz, plata con 19.31 metros en prueba dominada por el australiano Dale Stevenson (19.67) y que le deparó el bronce al checo Ladislav Prasil (19.24).

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir