Disminuir riesgos y causas de accidentes del tránsito

Con los accidentes no hay casualidad, solo causalidad

Roberto Torres Barbán

Con la esperada Noche de los Libros, el pasado viernes, comenzó oficialmente la etapa de verano, en la cual se multiplican los viajes a la playa, piscinas u otros lugares de recreo. Habitualmente durante este periodo se incrementan los accidentes en las vías.

En el verano aumentan las medidas de control del tránsito.

El 2011, por ejemplo, fue el segundo de mayores índices de accidentalidad en la última década y el cuarto por el número de lesionados. Aunque ese propio año fue el de menor cantidad de muertes, acotó el teniente coronel Mario Ríos Labrada, jefe de Departamento y Dirección de la División de Tránsito del Ministerio del Interior (MININT). Con el objetivo de que en el actual calendario disminuyan todas estas estadísticas y no solo la última, esa entidad fomenta un número de medidas.

Al respecto realizaron recorridos de manera conjunta la Dirección de Ingeniería del Tránsito y la de Vialidad, en los cuales efectuaron levantamientos de las principales problemáticas y soluciones en las vías más importantes o de mayor circulación en la etapa estival.

En tal sentido, Ríos Labrada precisó que en estos meses se multiplican las pruebas sorpresas de alcoholemia en las carreteras del país, sobre todo en aquellas que conducen a sitios de descanso y esparcimiento. De manera conjunta, dijo, los Ministerios del Interior y Salud Pública establecieron un centenar de puntos de control y chequeo de conductores para velar por la ingestión de bebidas alcohólicas. En total se realizarán unos 10 mil exámenes de este tipo solo en los meses de julio y agosto.

En esta etapa aumenta también la rigurosidad en los controles técnicos de vehículos. De tal manera, cada día se montarán 86 puntos en todo el país, donde oficiales de la Dirección de Tránsito, la Policía Nacional Revolucionaria e inspectores y especialistas del Ministerio de Transporte (MITRANS) realizarán revisiones diarias de los vehículos de transportación masiva en todas las provincias.

Hasta los diferentes sitios escogidos serán transportadas plantas móviles de revisión técnica, los llamados somatón. "Los ómnibus urbanos u otros equipos de transportación no serán detenidos en carretera para así evitar molestias a la población, pero serán revisados de manera sorpresiva en sus propios sitios de estacionamiento".

Entre las causas que obligan a ejecutar tales acciones enumeró que más de la mitad del parque vehicular de la capital no ha realizado aún la revisión técnica convocada por el MITRANS y se considera que la mayor parte no se encuentra apta para hacerlo. "En los últimos meses se inspeccionaron 773 medios y más de 200 no reunían las condiciones requeridas".

Otra acción que impulsan en más de 80 tramos —considerados entre los de mayor peligrosidad— es la recogida de animales sueltos en las vías. También aumenta el enfrentamiento al incumplimiento de lo estipulado para la circulación de los vehículos de tracción animal, a los cuales en los primeros meses del año ya se le impusieron más de 11 mil multas y se decomisó medio centenar de estos equipos.

Con los vehículos de tracción humana (bicitaxis) también se toman múltiples medidas, de manera especial en La Habana. Con estos conductores se realizaron charlas explicativas sobre las regulaciones a cumplir y para ellos se han establecido nuevas rutas a la circulación. Asimismo, agregó, se les han prohibido otras vías rápidas o de gran circulación, donde aumenta el índice de accidentalidad con estos medios de transporte. En todos los casos se diseña y ubica la señalética necesaria para la información.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir