¡90 toneladas por hectárea!

Cayajabo repite la lección cañera

En áreas sin regadío, se duplica el promedio nacional

JUAN VARELA PÉREZ
juan.pvp@granma.cip.cu

Todavía hay quienes olvidan que la caña no se da silvestre.

Esta planta exige, para responder a la alta inversión para su fomento, la máxima calidad en su atención, desde la preparación de los suelos y la siembra, hasta la cosecha.

Foto: Jorge Luis GonzálezAna Bueno a pie de surco, predica con el ejemplo.

Lo lamentable es que no sea la regla y entonces parezcan raros colectivos como el de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Cuba Socialista que, de 24 toneladas por hectárea en el 2000, liquidó esta zafra con un rendimiento sobre 90 toneladas por hectárea.

Ana Bueno Gastan, la presidenta de la CPA ubicada en el valle de Madruga, municipio de la provincia de Mayabeque, asegura que mantendrán el ascenso por el magnífico estado de las cepas y la favorable composición de estas. Más admirable resulta que ninguna de las 236 hectáreas dedicadas a la caña dispongan de regadío.

En condiciones similares es muy reducido el número de productores que en el país han ido de menos a más.

La crisis moledora que padeció el Central Boris Luis Santa Coloma, influyó en el plan de abasto de la Cooperativa, al quedar en los campos sin dar su azúcar 1 700 toneladas. Los niveles de entrega pudieron haber sido muy superiores de haberse comportado mejor el ingenio.

Estos plantíos se incluyen en la zafra del 2013 y lejos de quedar en el abandono, reciben un tratamiento diferenciado para tenerlos libres de malezas hasta el periodo de cosecha.

Tanto Ana como Elvis Rodríguez, experimentado jefe de producción, tienen vigentes las enseñanzas y orientaciones de Ramón Castro Cruz, el cañero mayor. En los recorridos de este, precisa Ana, él insistía en que era inadmisible que la caña con riego tuviera bajo rendimiento.

Criticaba a quienes maltrataban las semillas, las lanzaban desde lo alto de una carreta o camión con paja y cogollo "y para colmo en terrenos mal acondicionados", y hacían el corte con machete, en suelos sin estar listos aún. Insistía en lo negativo de esas prácticas para la germinación "porque más vale sembrar menos, pero hacerlo con calidad, que cumplir a toda costa y a todo costo".

El favorable régimen de lluvia y una asistencia estable abren el camino para que en la CPA Cuba Socialista tengan en la próxima zafra el alza que ese indicador experimenta desde el 2000 con un gradual desarrollo, hasta alcanzar 75,6 toneladas por hectárea en el 2010 y subir a 84 en el 2011.

Las 90 toneladas en secano de este 2012 superan con amplitud lo establecido por las autoridades azucareras y los estudios iniciales auguran otro prometedor salto.

La falta de riego la suplen con una atención sistemática y oportuna, que tenga en cuenta las características de cada cepa.

Los 120 cooperativistas cañeros, responsables de estos encomiables resultados, se sienten muy felices.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir