Campaña de mango supera los pronósticos en Pinar del Río

El incremento de las áreas de frutales demanda tener a punto mayores capacidades de procesamiento

RONALD SUÁREZ RIVAS

PINAR DEL RÍO.— Con varias semanas de campaña todavía por delante, la entrega de mango para la industria en Vueltabajo alcanza ya las 1 982 toneladas, una cifra muy superior a la que se previó para el año.

Fotos del autorEl sobrecumplimiento del plan en más de 700 toneladas ha obligado a buscar alternativas para seguir envasando materia prima.

Osniel Sánchez, director de la Empresa de Conservas La Conchita, cuenta que inicialmente, en el proceso de contratación efectuado a finales del 2011, se estimaron 1 200 toneladas, y luego, en el mes de abril, debido al alto volumen de fruta que se apreciaba en los campos, se efectuó una recontratación por 600 toneladas adicionales.

"Hoy tenemos procesada una cantidad mayor, y continuamos recibiendo materia prima. El propósito ahora es sobrepasar las 2 000 toneladas, y continuar moliendo mientras haya mango".

Aunque ya alcanzó la cifra planificada, La Conchita continúa moliendo, con el propósito de seguir respaldando la producción de alimentos.

Ello implicaría una producción similar a la lograda de conjunto en los dos últimos años, dado que en el 2010 La Conchita apenas recibió 1 165 toneladas, mientras en el 2011 fueron 1 223.

Tal incremento ha demandado un esfuerzo significativo de la fábrica, que se ha visto obligada a crear tres turnos al día para trabajar ininterrumpidamente.

"Además, ha sido preciso buscar alternativas para poder envasar un volumen de pulpa que no estaba en los planes", explica Félix Cáceres, jefe de la planta productiva.

"En ese sentido, ante la escasez de las tradicionales latas de cinco galones, hemos estado echando la pulpa en tanques y guardándola en el frigorífico, para evitar que se pierda".

Paralelamente, ante la magnitud de la cosecha, ha sido preciso enviar alrededor de 200 toneladas de fruta fresca a las industrias de otros territorios, al tiempo que se incrementó la entrega a los mercados agropecuarios, a precios más asequibles.

"Incluso, se les ha asignado un volumen a la gastronomía y a centros educacionales y de salud", afirma Claudio Cruz, director comercial en funciones de la empresa de Acopio.

Aun así, ha sido imposible asimilar todo el mango que ha madurado de golpe en las últimas semanas, como consecuencia de las persistentes lluvias.

En La Conchita, por ejemplo, la acumulación de un alto volumen de materia prima, obligó en el mes de junio a suspender la entrada de frutas durante cinco días seguidos.

"A pesar de todas las medidas tomadas, es innegable que tanto en el patio de la industria como en el campo, se ha perdido mango", coincide Roberto Trujillo, director de comercialización en la delegación provincial de la Agricultura.

Ello ha puesto de relieve una vez más la incapacidad de las minindustrias (salvo alguna que otra excepción) para hacer frente a los picos de cosechas, al tiempo que lanza una señal de alerta para los próximos años.

"El incremento experimentado en la campaña de mango es el resultado del fomento de las áreas de frutales llevado a cabo en los últimos tiempos", advierte Trujillo.

"Así lo prueba el hecho de que casi la mitad del volumen enviado durante la campaña a La Conchita proviene de plantaciones jóvenes, todavía en desarrollo, lo cual augura que en las próximas cosechas debemos esperar cantidades aún mayores".

Sin embargo, las condiciones de una industria con un equipamiento maltrecho, que hoy se encuentra al tope de sus posibilidades, obligan a pensar en soluciones a mediano plazo, que eviten malograr los esfuerzos y recursos invertidos en el desarrollo de la producción de frutales.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir