Actualizado 11:00 a.m. hora local

Médicos portugueses paralizan el sistema sanitario contra recortes

Los médicos portugueses, convencidos de que el Gobierno portugués del conservador Pedro Passos Coelho está "desmantelando el sistema público de salud" han decidido ir a la huelga hoy y mañana. Así, los hospitales, sanatorios y centros de salud portugueses funcionan este miércoles (y presumiblemente el jueves), a medio gas, a base de servicios mínimos, con la intensidad de un domingo o un día de fiesta.

En el hospital de San José de Lisboa, en la capital, por ejemplo, de 35 médicos con consultas, sólo fueron a trabajar cuatro, según la cadena pública de televisión RTP. Y los huelguistas aseguraron que el jueves será lo mismo. Están garantizadas, con todo, los servicios de quimioterapia, las urgencias y la atención de enfermos hospitalizados, entre otros.

El detonante de la protesta es la intención del ministro de Salud, Paulo Macedo, de introducir un nuevo tipo de contrato para los nuevos médicos, en los que estos se emplearán por horas, subcontratados por medio de una empresa intermediaria. Luís Januário, director de los servicios de Urgencia del hospital pediátrico de Coimbra, denunció hoy en el diario Público que este sistema de contratación le recuerda al de los jornaleros que aguardaban por la mañana temprano en las plazas de algunos pueblos a que los capataces les emplearan por esa jornada. Por eso se sumará a la huelga. Célia Iglésias, pediatra, tiene otra razón para sumarse al paro: el cierre de la maternidad Alfredo da Costa, la mayor del país.

Los profesionales de la sanidad portuguesa protestan también por las nuevas tablas salariales, por los horarios de trabajo y para exigir que haya plazas formativas en los hospitales. Pero, según explican, van a la huelga, en conjunto, para defender el sistema portugués de salud pública y la atención a los pacientes, cada vez más restrictiva debido a los recortes, según denuncian. En Portugal, desde enero, acudir a una consulta de urgencias cuesta 20 euros, entre otros ejemplos de recortes y ajustes.

El secretario general del Sindicato Independiente de Médicos (SIM), Jorge Roque da Cunha, se ha mostrado esta mañana "satisfecho" con el desarrollo de la huelga. Según él, los usuarios han preferido dejar las consultas y acudir al centro de salud "dentro de dos días, conscientes de que esta huelga es una huelga que también les afecta, porque lucha también por sus intereses".

En los últimos días, el ministro de Salud, que apunta que la huelga anulará más de 400.000 consultas y más de 4.000 operaciones quirúrgicas, ha intentado acercarse a los dirigentes sindicales para evitar el paro. Los líderes sindicales médicos le han emplazado para después del paro, esto es, el viernes.

La huelga de los médicos portugueses se produce una semana después de que se hiciera público que alrededor de 60 enfermeros portugueses de Lisboa y regiones cercanas, subcontratados en hospitales públicos por empresas intermediarias, van a cobrar cuatro euros a la hora, un salario que muchos de ellos rechazaron "por dignidad".

(Con información de El Mundo.es)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir