Actualizado 11:00 a.m. hora local

Indígenas colombianos se enfrentan al Gobierno y a las FARC

Foto: EFE

El líder de una pequeña comunidad indígena de Colombia se ha plantado ante la violencia de la guerrilla de las FARC y el Ejército colombiano y les ha pedido que lleven su enfrentamiento a otra parte.

Marcos Yules, dirigente de la localidad de Toribio, ha dicho que los civiles del lugar están hartos de la violencia, que se ha intensificado en los últimos días. Según informa BBC, diez personas han resultado heridas por disparos de los terroristas durante el intento de tomar la comisaría de policía de la ciudad de Cauca, en el suroeste del país.

Según este líder indígena, la acumulación de fuerzas de policía y Ejército para defenderse de las FARC ha incrementado la violencia y por tanto la inseguridad de los habitantes de la zona. "No sé cómo reforzar la presencia de fuerzas de seguridad va a defender a la población", ha dicho Yules, citado por BBC. "Al contrario, incrementar las fuerzas aumenta los enfrentamientos".

Numerosas personas han resultado heridas en distintos episodios de violencia en los últimos días en Cauca. Los ataques con morteros artesanales de las FARC han obligado a decenas de habitantes de Toribio a abandonar la ciudad y refugiarse en el campo. Las autoridades indígenas reclaman el derecho de organizar su propia defensa.

En este contexto, los pueblos de la zona se han enfrentado ya tanto a la policía como a la guerrilla. El lunes, unas mil personas se dirigieron la citada comisaría para levantar la barricada que había formado la policía para defenderse de los rebeldes. Además, una comisión de indígenas subió a las montañas que rodean Toribio para exigir a los guerrilleros que abandonen sus tierras. "Fuimos mil personas a ver a la guerrilla para decirles que se fueran, que no los queremos, que queremos que nos dejen en paz", dijo Feliciano Valencia, del Comité Indígena de Cauca.

El último episodio de violencia en la zona se produjo este martes, cuando un niño de siete años murió y otras cuatro personas resultaron heridas por una moto bomba en la localidad de Argelia, en Cauca. El gobernador de la provincia, Temistocles Ortega, informó de que la moto estaba situada junto a un campo de fútbol en el que jugaban los niños, según France Presse. Explotó cuando un helicóptero efectuaba un aterrizaje de emergencia en el terreno de juego.

(Con información de El Mundo.es)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir