Actualizado 8:30 p.m. hora local

Embajador venezolano ante OEA cuestiona postura de Insulza

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton Matos, calificó de poco novedoso el informe presentado hoy por el secretario general del organismo, José Miguel Insulza, sobre la situación política de Paraguay.

Roy Chaderton Matos, embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Escuchamos la presentación del secretario general, prolija, sin novedades, todo lo que nos ha referido ya lo sabíamos por la prensa paraguaya e internacional, declaró Chaderton desde la sede de la OEA, en esta capital.

El diplomático venezolano apreció como siempre tibia y a veces fría, la respuesta de la organización americana ante la destitución del presidente constitucional Fernando Lugo del Ejecutivo paraguayo, en junio último.

Criticó al mismo tiempo que la OEA desestimara a los países integrantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para integrar la comisión del organismo que se encargará de verificar y analizar la situación en la nación sudamericana.

La OEA no se inclina a incluir a delegaciones de gobiernos de izquierda porque ellos van a investigar, agregó.

Recordó que la decisión, llena o impregnada de vicio del consentimiento que da un golpe de Estado, fue causante de inmediato de decisiones severas del vecindario más concernido: Unasur condena, Mercosur (Mercado Común del Sur) suspende, por la jugada perversa constitucional golpista, enfatizó.

Chaderton alertó sobre la intervención de un senador paraguayo que invitó a instalar una base militar extranjera en Paraguay, es decir, en el mismo corazón de América del Sur, aseveró.

Este martes, Insulza desestimó la solicitud para suspender a Paraguay como miembro pleno de la OEA, tras la destitución de Lugo.

Insulza rechazó así la petición de 20 estados integrantes de ese organismo regional, que califican de golpe de Estado parlamentario el juicio político contra Lugo y no reconocen a la nueva administración liderada por Federico Franco.

El secretario general se limitó a recomendar al Consejo Permanente de la OEA enviar una misión a Asunción para monitorear la gestión del actual Ejecutivo hasta las elecciones generales de 2013, bajo el argumento de fortalecer la gobernabilidad, evitar nuevas crisis y observar el respeto a las garantías políticas.

Además, determinó convocar a una nueva reunión extraordinaria en los próximos días para dar a conocer la resolución sobre el país suramericano. (PL)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir