Actualizado 2:45 p.m. hora local

Gobierno francés reformará salario mínimo antes de diciembre

El primer ministro de Francia, Jean-Marc Ayrault, anunció hoy una reforma al salario mínimo como el primer resultado concreto de la conferencia social convocada por el gobierno para analizar los principales problemas del país.

Durante la clausura del encuentro, el funcionario aseguró que antes de fin de año se revisarán los mecanismos para establecer los ingresos básicos de los trabajadores, una exigencia planteada por las organizaciones sindicales.

En la actualidad el salario mínimo se revaloriza cada año de acuerdo con la evolución de los precios al consumidor y la nueva propuesta será vincularlo además con el índice de crecimiento de la economía, indicó Prensa Latina.

El jefe de gobierno también anunció la apertura de debates entre las organizaciones gremiales, patronales y representantes del Estado para hallar nuevas formas de financiar el sistema de seguridad social.

Se trata, señaló, de garantizar el futuro de los beneficios otorgados a la población y, al mismo tiempo, asegurar la competitividad de las empresas para evitar un mayor deterioro en las fuentes de empleo.

Por otra parte, Ayrault reiteró la necesidad de impulsar los denominados contratos de generación, los cuales consisten en brindar incentivos fiscales a las empresas que incorporen jóvenes a sus filas y mantengan a los trabajadores de experiencia para las tareas de adiestramiento.

Esa fórmula es parte de los proyectos para combatir el desempleo en Francia, el cual llegó en mayo pasado a la franja del 10 por ciento de la población en edad laboral y es una de las principales preocupaciones de la población.

Ayrault anunció durante su discurso el final de la denominada prima de dividendos, sistema creado por el gobierno del expresidente Nicolás Sarkozy para distribuir entre los obreros una parte mínima de las ganancias en las empresas con más de 50 empleados.

El propósito era aumentar los ingresos de los trabajadores por vías diferentes al salario, pero en la práctica casi nunca funcionó.

Recordó el primer ministro que el objetivo de la conferencia social no era hallar soluciones a todos los problemas del país, sino de intercambiar criterios y establecer plazos para iniciar negociaciones sobre los temas más urgentes.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir