Actualizado 4:45 p.m. hora local

Obama quiere subir los impuestos al 2% más rico de EEUU

Foto: El Mundo.esBarack Obama ha vuelto a girar a la izquierda. El presidente de Estados Unidos, que mantiene una apretada carrera con su rival, Mitt Romney, en el camino hacia la presidencia que concluirá en noviembre, ha decidido jugar la baza del 99% enfrentado al 1%. Así que este lunes ha anunciado que quiere que el Congreso prorrogue los recortes del IRPF de George W. Bush al 98% de la población. El código fiscal de Bush supuso un recorte generalizado de la presión fiscal, pero los más beneficiados fueron aquéllos ciudadanos con ingresos brutos superiores a 250.000 dólares (203.000 euros).

La bajada de impuestos de Bush supuso un desplome de la recaudación fiscal del que Estados Unidos todavía no se ha recuperado, como muestra este gráfico de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), en el que la línea azul clara son los ingresos fiscales y la línea azul oscura el gasto público. El estudio muestra que en más de cuatro décadas, EEUU sólo ha tenido superávit con Bill Clinton (también demócrata) y en el primer año de George W. Bush. También refleja el brutal aumento del gasto público a partir de 2007, cuando estalló lo que se conoce como la Gran Recesión.

La reforma fiscal de Bush debía haber expirado el 31 de diciembre de 2010, pero Obama decidió prolongarlo por dos años más. La decisión del presidente se debió a la presión de los republicanos del Senado, que declararon que bloquearían la vuelta del sistema fiscal al nivel que tenía con Bill Clinton.


Gráfico de la Oficina Presupuestaria del Congreso

La propuesta que ahora ha hecho Obama - una extensión de la reducción de impuestos para personas que ganan menos de 250.000 dólares anuales (algo más de 202.000 euros) durante al menos un año más-, es un bello ejercicio de retórica electoral con pocas implicaciones prácticas, porque los republicanos lo volverán a vetar. Pero encaja a la perfección en la estrategia presidencial de ponerse como una especie de defensor de la clase media y de los trabajadores frente al 1%. Obama hizo el anuncio rodeado de ciudadanos 'de a pie'. En la primera fila sólo había mujeres, un grupo con el que el presidente tiene una enorme ventaja respecto a su rival, Mitt Romney.

Y Obama fue inusualmente duro con los republicanos. "El mayor reto no es sólo recuperar los puestos de trabajo [perdidos en la crisis], también lo es recuperar la seguridad que muchos estadounidenses de clase media perdieron en la última década", dijo. El presidente también propuso una reforma a fondo del caótico sistema fiscal estadounidense en 2013, algo que no tiene ningun viso de ser llevado a cabo.

(Tomado de El Mundo.es)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir