Millones de estadounidenses pobres quedarían sin beneficios sanitarios

WASHINGTON, 2 de julio.— Millones de estadounidenses pobres quedarán sin los beneficios de la reforma de salud, luego de que estados republicanos usen un acápite del dictamen de la Corte Suprema para eludir responsabilidades administrativas.

De concretarse el boicot, cerca de 11 millones de ciudadanos quedarán fuera de los auxilios federales.

Unos 16 territorios gobernados por republicanos amenazaron con no implementar la llamada cláusula de la expansión en los seguros, propuesta en la ley certificada por el presidente Barack Obama hace dos años, informó PL.

Otros siete estados criticaron el programa de la Casa Blanca, que no entrará en vigor hasta el 2014, e indicaron que tampoco respaldan los estatutos del nuevo sistema sanitario. De concretarse el boicot, cerca de 11 millones de ciudadanos quedarán fuera de los auxilios federales.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ratificó la semana anterior gran parte de la reglamentación de la reforma de Obama, pero aclaró que la Oficina Oval no puede obligar o multar a las gobernaciones en el caso de la cláusula de la expansión.

Este mandato, prácticamente suspendido por la CSJ, exigía a los estados incluir en el plan de ayuda a aquellos ciudadanos adultos con ingresos menores al 133 % del nivel federal de pobreza.

Florida, Ohio, Pennsylvania, Colorado, Missouri, Mississippi, Nebraska e Indiana son algunos de los departamentos que anunciaron su rechazo a la expansión.

También Texas, donde la ley hubiera beneficiado a dos millones de personas, dijo no al programa con el argumento de que le costaría 27 mil millones de dólares en dos años.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir