Liberan en Bolivia tortugas en peligro de extinción

El gobierno del presidente Evo Morales, a través del ministerio de Medio Ambiente y Agua, liberó mil 200 tortugas del género Podocnemis expansa y Podocnemis unífilis en el río Tahuamanu de la Amazonía boliviana, ambas especies amenazadas de extinción.

La iniciativa forma parte del Proyecto de Repoblamiento de esos quelonios en los ríos Tahuamanu y Orthon, del departamento de Pando, que liberará un total de 10 mil 200 tortugas de tres especies en riesgo y peligro de extinción, y beneficiará a pobladores locales que las aprovechan en su alimentación.

El mandatario boliviano, quien participó de esa jornada en pro de la naturaleza en un trabajo conjunto con los pescadores de la región, remarcó esta acción como un gran aporte para conservar la vida, en lucha constante para mitigar los efectos del cambio climático.

"Felicidades por este trabajo para conservar la vida y el planeta", subrayó en el acto el jefe del Estado Plurinacional, permanente defensor de la Pachamama (Madre Tierra) y crítico del desarrollo desenfrenado de los países industrializados que ocasiona el calentamiento global y sus graves efectos en la naturaleza y el hombre.

Morales recordó el mensaje hace 20 años del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien advirtió que entre las especies en riesgo de extinción está el propio hombre si no se cuida el medio ambiente, tras saludar la labor de la gobernación de Pando, pescadores, movimientos sociales y técnicos que repoblan de tortugas la Amazonía boliviana.

De las dos variedades de tortugas liberadas en esta ocasión en el río Tahuamanu, la Podocnemis expansa, también llamada tartaruga, es una especie en peligro; mientras la peta de río (Podocnemis unifilis), más pequeña, está categorizada como vulnerable, según el Libro Rojo de los Vertebrados de Bolivia.

El contrabando y comercialización de sus huevos y carne en el mercado ilegal, a través de intermediarios, representa la mayor amenaza para estas especies, consideradas como fuentes de alimentos y aceite para las comunidades asentadas en las riberas de los ríos de la Amazonía boliviana.

La Podocnemis expansa es la tortuga más grande de Bolivia, pesa entre 15 y 60 kilos y su caparazón mide entre 50 y 90 centímetros. Esta especie desova entre 26 y 184 huevos al año, y su período de incubación es de 42 a 68 días.

Mientras, la Podocnemis unifilis llega a pesar hasta 12 kilos y las hembras adultas alcanzan un tamaño mayor que los machos. Esta variedad pone hasta 60 huevos, los cuales eclosionan a los 70 días.

Ambos tipos de tortugas, de alimentación frugívora, herbívora y en algunos casos omnívora, habitan en ríos de los departamentos de Pando, Beni, Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, donde son importantes dispersoras de semillas en los inundados bosques amazónicos, reportó Prensa Latina.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir