Nuevas medidas para estimular economía sobresalen en Brasil

La inversión de cuantiosos recursos en la compra de equipos y una multimillonaria ayuda al sector agropecuario sobresalieron esta semana en Brasil, cuyo gobierno busca estimular la economía ante la débil expansión registrada en el primer trimestre, advirtió Prensa Latina.

El miércoles el gobierno anunció una inversión de ocho mil 430 millones de reales, unos cuatro mil 215 millones de dólares, para comprar ambulancias, camiones, ómnibus, tractores e implementos, retroexcavadoras, escritorios escolares, equipos de salud, mobiliario médico y vehículos escolares.

El nuevo paquete se suma a otros adoptados recientemente con el objetivo de impulsar la economía brasileña, que no acaba de despegar y según datos oficiales mostró una débil expansión de 0,2 por ciento en el primer trimestre de este año, mientras los analistas del mercado vaticinan 2,18 por ciento para todo 2012.

Dicho porcentaje anual es muy inferior a la meta oficial, fijada en cuatro por ciento. El nuevo paquete recibió el nombre de PAC Equipos (Programa de Aceleración del Crecimiento-Equipos) cuyo objetivo es ampliar las inversiones, estimular la demanda, aumentar la confianza y acelerar el crecimiento.

Durante el anuncio del PAC Equipos, la presidenta Dilma Rousseff aseveró que su gobierno tomará todas las medidas necesarias para proteger la industria y los empleos del impacto de la crisis de deuda en la zona del euro.

En ese sentido, resaltó la importancia de que el gobierno y la sociedad brasileñas tengan consciencia de la gravedad de la crisis económica mundial para evitar aventuras fiscales y jugar al borde del precipicio.

"Hemos esperado de cada reunión de los países europeos que surja una solución más sistémica y de hecho asegure mayor nivel de confianza", apuntó Rousseff, quien agregó que el escenario de crisis en la zona del euro preocupa pero no amedrenta, pero pidió tenerlo en cuenta para no enfrascarse en aventuras fiscales.

Al otro día, jueves, la mandataria reveló la liberación de 115 mil millones de reales, unos 57 mil millones de dólares, para la campaña agrícola 2012 2013, a fin de garantizar uno de los sectores clave en el crecimiento económico.

Colocamos esos recursos para dar soporte a los emprendedores y a las iniciativas del agronegocio, señaló Rousseff y aseguró que no habrá restricción de recursos en caso de que los 115 mil millones de reales resulten insuficientes para llegar al final de la cosecha.

Adelantó que los productores también serán beneficiados con la disminución de la tasa de interés anual, que en el Plan Agrícola y Pecuario 2012 2013 fue reducida de 6,75 a 5,5 por ciento, lo que representa una reducción de 18,5 por ciento en los costos de los financiamientos para el campesino.

Más adelante, la presidenta refirió que su gobierno estudia crear una agencia de asistencia técnica y extensión rural que trabajará en conjunto con órganos estaduales y las asociaciones del sector agropecuario.

Tras indicar que existe cierta fragilidad en el área de asistencia técnica y extensión rural, Rousseff precisó que esa agencia tendrá como función diseminar las mejores prácticas en la esfera agropecuaria a través de protocolos y paquetes tecnológicos, así como la especialización de agentes públicos.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir