Cumbre europea tranquiliza mercados sin resolver la crisis

La cumbre de la Unión Europea (UE) celebrada esta semana adoptó medidas a corto plazo para salvar a los bancos españoles e italianos y evitar el colapso del euro, pero los acuerdos son insuficientes para superar la crisis, indicó prensa Latina.

La cita cimera de los 27 aprobó un plan que permitirá al nuevo Mecanismo de Estabilidad Europea recapitalizar directamente a los bancos en dificultades, sin que su aporte implique aumentos significativos de la deuda.

Esta medida facilitará inyectar dinero a instituciones financieras de Italia y España y será operativa a finales de año, aunque bajo condiciones muy estrictas.

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Mario Monti, habían exigido a la UE actuar en esa dirección, como condición para aprobar el pacto sobre el crecimiento adoptado también en la cumbre.

Ese acuerdo, promovido por el presidente francés, Fran ois Hollande, prevé crear un fondo de 120 mil millones de euros, equivalentes al uno por ciento del Producto Interno Bruto del bloque, para estimular la economía y frenar la crisis de la deuda.

Hemos logrado estos dos objetivos: actuar eficazmente y al mismo tiempo saber lo que queremos hacer juntos y, en fin, impulsar medidas para el crecimiento, dijo Hollande.

Aunque otros temas importantes fueron aplazados para próximos encuentros, los mercados europeos celebraron con fuertes subidas las decisiones de la cumbre.

Organizaciones gremiales, como la Confederación Europea de Sindicatos (CES) coincidieron en que los acuerdos permitirán paliar la presión en los mercados de la deuda, pero no son suficientes para estabilizar el euro, relanzar la economía europea y crear empleo.

Según la secretaria general de la CES, Bernardette Ségol, estas medidas son eficaces para salvar a los bancos, pero no para proteger los salarios, las prestaciones sociales y los servicios públicos.

Desafortunadamente no hay nada que nos de esperanza sobre el fin de las medidas de austeridad, dijo Ségol.

La propia canciller federal alemana, Ángela Merkel, ratificó la continuidad de políticas de rigor presupuestario aplicadas hasta el momento cuando dijo seguimos hasta ahora nuestro enfoque: ayuda, compromiso, condicionalidad y control.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir