Actualizado 6:00 p.m. hora local

Alerta OMC ola de restricciones al comercio mundial

El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC) Pascal Lamy, denunció que la ola de restricciones que vive el mundo es ya inquietante al estimular el proteccionismo y desalentar la liberalización del comercio, reportó prensa Latina.

En un informe sobre las medidas que limitan el intercambio de productos y servicios, Lamy afirmó que una mayor apertura del comercio podría contribuir a generar confianza en el sistema multilateral de comercio.

Consideró necesario aumentar el comercio para estimular la recuperación mundial y respaldar un crecimiento sostenible desde el punto de vista fiscal, además de mayor cooperación mundial para reconstruir una estructura comercial sólida y salir de la crisis económica actual.

Explicó que en los últimos siete meses se han impuesto restricciones comerciales, que no parecen luchar contra los efectos de la crisis mundial, sino estimular la recuperación por medio de planes industriales nacionales, lo cual en general es una cuestión a más largo plazo.

Desde mediados de octubre de 2011 se registraron 182 medidas que limitan o distorsionan el comercio, y que afectan aproximadamente al 0,9 por ciento de las importaciones mundiales.

El documento específica que se trata de correctivos, aumentos de los aranceles, licencias de importación y controles aduaneros, lo cual la OMC considera preocupante ya que siguen en vigor todas las restricciones de antes de la crisis mundial, por ejemplo en la agricultura.

El último informe sobre las medidas comerciales adoptadas por las 20 economías más avanzadas y emergentes (G20) representan en torno al tres por ciento del comercio mundial de mercancías y casi el cuatro por ciento del comercio de los países de ese bloque.

El director de la OMC llamó a los Gobiernos a resistirse a las presiones proteccionistas y mantener los mercados abiertos e impulsar la liberalización del comercio, al considerar que esas políticas no resolverán los problemas de cada país y provocaría que sus interlocutores comerciales les paguen con la misma moneda.

Recordó que aun prevalece un contexto mundial de incertidumbre y la situación económica podría empeorar aún más ya que la recuperación es débil y son altos los niveles de desempleo, por lo que prevé que el comercio mundial vuelva a disminuir hasta el 3,7 por ciento en 2012.

Ese comportamiento, señaló, será muy por debajo de la media anual de los 20 últimos años, que era del 5,4 por ciento.

Subrayó que la austeridad de los presupuestos públicos, la elevada desocupación, la ralentización del crecimiento y la inminencia de otra reducción de la apertura multilateral de los mercados hacen que la amenaza de las presiones proteccionistas sea aún mayor.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir