Actualizado 11:00 a.m. hora local

Estudiantado chileno repudia destitución de Fernando Lugo

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) expresó indignación ante la destitución del presidente legítimo de Paraguay, Fernando Lugo, la que explicaron como una maniobra de sectores reaccionarios.

Los estudiantes de Chile repudiamos enérgicamente la destitución del presidente Lugo, realizada a espaldas del pueblo, señaló una declaración de Confech circulada este martes en la ciudad de Santiago de Chile, reporta Prensa Latina.

Apunta el documento que en el proceso antidemocrático llevado a cabo en el Congreso paraguayo no es extraño estén los mismos sectores reaccionarios que defienden a las oligarquías nacionales y que hoy ven con miedo el avance de los sectores populares.

Los jóvenes chilenos llamaron asimismo a la administración de Sebastián Piñera a que se una al rechazo de Unasur y no reconozca al gobierno de Federico Franco.

Calificaron al nuevo Ejecutivo paraguayo de golpista y consideraron que revive el oscuro pasado de Latinoamérica que no queremos volver a repetir.

Es importantísimo que Chile pida la expulsión de Paraguay, tanto del Mercosur como de Unasur, hasta que no se restablezcan las condiciones necesarias para que el pueblo paraguayo sea libre de elegir su futuro democráticamente, señaló el comunicado.

Al interior de este país, otras agrupaciones sociales, sindicales y de DD.HH. condenaron lo que evaluaron claramente como golpe de Estado y concordaron en solicitar que La Moneda no reconozca al gobierno de Franco.

Así se expresaron la Central Unitaria de Trabajadores, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo, entre muchos otros.

También fuerzas de la izquierda chilena como el Partido Comunista, las Juventudes Comunistas y el Partido del Socialismo Allendista.

El pasado fin de semana el presidente chileno llamó a consulta a su embajador en Paraguay y declaró que la posición de Chile será definida en los próximos días, en el contexto de las reuniones extraordinarias convocadas por la región.

Por su parte el canciller, Alfredo Moreno, anticipó ayer que Chile no adoptará sanciones comerciales contra el nuevo gobierno de Paraguay, a pesar de admitir que en la destitución de Lugo "no hubo un debido proceso.

"El proceso, que es legal, se convirtió en un proceso ilegítimo, como han señalado diversos países. Desgraciadamente se ha puesto una mancha en el procedimiento que desde su origen es legal", opinó.

Sin embargo, parlamentarios de la oposición estimaron que La Moneda ha actuado con exceso de prudencia e insistieron que Chile no debe reconocer a un gobierno ilegítimo.

"Lo que ocurrió en Paraguay fue un golpe de Estado y el gobierno chileno tiene que calificarlo como tal y actuar en consecuencia", dijo el diputado socialista Marcelo Díaz.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir