Actualizado 8:00 p.m. hora local

Comisión europea intenta mantener a Grecia en eurozona

BRUSELAS, 12 junio.— El portavoz de la Comisión Europea (CE) Olivier Bailly afirmó hoy que esa estructura integracionista trabaja en un plan, y solamente en uno, para intentar mantener a Grecia en la eurozona.

No tenemos ningún proyecto sobre una salida de Grecia del euro, insistió enfático el experto al referirse a informaciones de prensa sobre la existencia de otras posibles ideas de contingencia.

Diversos medios europeos comentaron que, en el peor de los escenarios, al menos para los griegos, se podría limitar la retirada de efectivo de los cajeros automáticos, establecer controles fronterizos y del capital.

Bailly subrayó que si en estados miembros o en otros lugares algunas personas examinan posibles repercusiones de diversas coyunturas ese es su asunto.

Empero, admitió que la CE está dando asesoramiento legal en relación con los debates sobre los escenarios en el seno de la Unión Europea (UE) para una posible salida de Grecia del euro.

Nos piden clarificar lo que está en los tratados y esto no significa que la CE esté trabajando en un escenario, explicó.

Somos el guardián del tratado y damos información a aquellos que preguntan sobre lo que está en la ley europea para cubrir este tipo contingencia, si bien eso no significa que estemos preparando un plan particular, enfatizó.

Ciertas restricciones al libre movimiento de capitales por razones de seguridad y orden público se pueden introducir en virtud del artículo 65 del tratado de la UE, dijo.

Sin embargo, de inmediato aclaró que legalmente es posible, pero no estamos hablando de este tipo de escenario en estos momentos.

En tanto, el líder del partido radical de izquierda griega Syriza, Alexis Tsipras, rechazó cualquier propuesta para un gobierno de unidad nacional tras las elecciones del 17 de junio, y prometió nacionalizar el maltrecho sector bancario.

Si somos elegidos, recapitalizaremos con rapidez los bancos con acciones comunes con derecho a voto, lo que llamamos socialización de la esfera bancaria, anticipó.

Tsipras insistió ante la prensa en que un gobierno de su agrupación política pondrá bajo el control público y social los bancos para que los depositantes griegos estén a salvo .

Rechazó un supuesto plan de rescate de 130 mil millones de euros (162 mil 500 millones de dólares) y su renegociación bajo las leoninas condiciones típicas del neoliberalismo, impuestas por prestamistas internacionales.

Al referirse a los comicios de mayo, negó rotundamente cualquier posibilidad de lo que denominó alianza desordenada de partidos, en respuesta a las proposiciones de formar un gobierno de unidad tras el estancamiento de las negociaciones.

La gente demanda una dirección clara luego de dos elecciones consecutivas, preferimos una alianza de izquierda, concluyó el líder radical. (PL)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir