Miami: unas fotos borrosas después de un mes y medio de investigación del atentado

JEAN-GUY ALLARD

Después de un mes y medio sin la menor indicación de que investiga seriamente el caso, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) acaba de entregar a la prensa local fotos borrosas de un vehículo sospechoso, tomadas por una cámara de seguridad en las proximidades de la agencia de viajes a Cuba, Airline Brokers Co., la noche de su destrucción por un incendio terrorista.

El FBI señala como "vehículo de interés", lo que aparece en las imágenes y que pudiera ser una camioneta o un automóvil hatchback. Los investigadores no explican más allá su hipótesis acerca de lo que pudiera ser el carro de los terroristas y cómo el vehículo hubiera podido encontrarse ahí en medio del incendio criminal.

Cuando las agencias de Inteligencia norteamericanas pretenden poder fotografiar una chapa de carro desde sus satélites, las imágenes del FBI se caracterizan por una calidad tan mala que uno pudiera pensar que son solo una cortina de humo para simular que una investigación está realmente en curso.

Por su parte, Vivian Mannerud, la dueña de Airline Brokers Co., no pierde esperanza en cuanto a una eventual identificación de los autores del crimen. Ella incluso pidió a los terroristas que se entreguen antes de ser arrestados.

El incendio que dejó hechas cenizas las oficinas de la agencia de viajes a Cuba, ocurrió el 27 de abril en un inmueble del 815 Ponce de Leon Boulevard, en Coral Gables, un municipio de Miami.

El breve comunicado del FBI pide la colaboración de la comunidad para identificar el "vehículo de interés" pero no ofrece detalle alguno sobre el avance de la investigación.

Alrededor de las 3:30 a.m. el auto aparece transitando una de las calles laterales cerca de la agencia de viajes.

Las autoridades solicitan a aquellos que tengan información sobre el caso que llamen a los números del FBI, ATF, Departamento de Bomberos de Coral Gables y Departamento de Bomberos e Investigación de Incendios de la Florida.

Con tantos informantes, colaboradores, agentes, chismosos y cámaras de las buenas de que dispone el FBI, la policía de Miami y la CIA en los círculos terroristas que todos han contribuido a crear, parece incomprensible que no se haya detenido ya a algunos sospechosos en relación con este crimen.

A través de las cinco últimas décadas, los investigadores de todo tipo que se manifiestan en Miami, siempre han tenido relaciones con la mafia terrorista, que consideran como una parte integral de su mecanismo de agresión contra Cuba y los sectores progresistas de América Latina.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir