Pianismo de altura por el aniversario 90 de la Radio Cubana

Pedro de la Hoz
pedro.hg@granma.cip.cu

Con un concierto magistral del pianista Frank Fernández comenzó a ganar merecido relieve la agenda conmemorativa del aniversario 90 de la Radio Cubana.

En la Basílica Menor de San Francisco, el pasado fin de semana, Fernández hizo notar la coincidencia de que el hombre que inauguró las transmisiones radiales de manera continua en la Isla, el 22 de agosto de 1922, Luis Casas Romero, fue también un notable compositor.

Por ello, fuera de programa y de manera sorpresiva, el maestro, junto a su hijo, el oboísta Frank Ernesto Fernández Neira, interpretó Si llego a besarte, una de las más emotivas páginas de la lírica insular de las primeras décadas del siglo pasado.

Todo esto aconteció luego de que Fernández tributara una apasionada ofrenda que transitó desde la exigente suite compuesta por él para dos pianos —uno de ellos grabado— sobre ritmos básicos de Cuba y Venezuela —bolero, joropo, conga, habanera y zapateo— hasta el Concierto para piano y orquesta en Sol Mayor, de Beethoven, acompañado por un reforzado conjunto instrumental Nuestro Tiempo, dirigido por Enrique Pérez Mesa.

Guillermo Pavón Pacheco, vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión, reconoció la generosa entrega del maestro a quien el sistema de la Radio Cubana dedicó un diploma.

A su vez, en gesto largamente aplaudido por el auditorio, Frank, luego de empastar con la orquesta una interesante recreación de La comparsa, de Lecuona, llamó a Lino Betancourt, acucioso musicógrafo y memoria viva de la trova cubana, para reconocer en él a todos los hombres y mujeres consagrados a un medio esencial para la promoción de la música.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir