Cuestionan tratado de libre comercio entre Europa, Colombia y Perú

A pesar de fuertes críticas de organizaciones de derechos humanos y representantes de la oposición, el gobierno alemán aprobó un Tratado de Libre Comercio entra la Unión Europea, Colombia y Perú.

Por Alemania, la Secretaria de Estado en el ministerio de Economía y Tecnología, Anne Ruth Herkes, suscribió el acuerdo, que necesita todavía la aprobación del Parlamento Europeo.

Según informó el ministerio alemán de Economía a través de un comunicado de prensa, con la firma por parte de los estados miembros de la UE concluye un proceso de negociación de cinco años.

Conforme a la misma fuente, las negociaciones empezaron en 2007 durante la presidencia alemana de la Unión Europea.

La meta principal del acuerdo es la facilitación del acceso al mercado para empresas pequeñas y medianas, dice el comunicado ministerial.

Sin embargo, el convenio provocó críticas de organizaciones no gubernamentales y de la oposición alemana, que espera consecuencias sociales negativas a causa de asimetrías económicas.

Heike Haensel, diputada del partido socialista Die Linke (La Izquierda) consideró el libre comercio entre la UE, Colombia y Perú como un ataque al ambiente y el sustento de la población en los dos países suramericanos.

Después de la aprobación por parte de los estados miembros de la UE, el parlamento tiene que decidir sobre el TLC entre Bruselas, Bogotá y Lima, refirió Prensa Latina.

A pesar de fuertes críticas de organizaciones de derechos humanos y representantes de la oposición, el gobierno alemán aprobó un Tratado de Libre Comercio entra la Unión Europea, Colombia y Perú.

Por Alemania, la Secretaria de Estado en el ministerio de Economía y Tecnología, Anne Ruth Herkes, suscribió el acuerdo, que necesita todavía la aprobación del Parlamento Europeo.

Según informó el ministerio alemán de Economía a través de un comunicado de prensa, con la firma por parte de los estados miembros de la UE concluye un proceso de negociación de cinco años.

Conforme a la misma fuente, las negociaciones empezaron en 2007 durante la presidencia alemana de la Unión Europea.

La meta principal del acuerdo es la facilitación del acceso al mercado para empresas pequeñas y medianas, dice el comunicado ministerial.

Sin embargo, el convenio provocó críticas de organizaciones no gubernamentales y de la oposición alemana, que espera consecuencias sociales negativas a causa de asimetrías económicas.

Heike Haensel, diputada del partido socialista Die Linke (La Izquierda) consideró el libre comercio entre la UE, Colombia y Perú como un ataque al ambiente y el sustento de la población en los dos países suramericanos.

Después de la aprobación por parte de los estados miembros de la UE, el parlamento tiene que decidir sobre el TLC entre Bruselas, Bogotá y Lima, refirió Prensa Latina.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir