Francia y Rusia muestran diferencias sobre crisis siria

La cumbre franco rusa celebrada en París ratificó las diferencias de criterios de ambas potencias sobre la solución de la crisis en Siria, donde existe la amenaza de una guerra civil o una intervención extranjera, advirtió Prensa Latina.

En una breve visita a este país, el presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió a Francia y a la comunidad internacional sobre la inadmisibilidad de los intentos de decidir el destino de la nación árabe en contra de la voluntad de su propio pueblo.

Para nosotros debe ser aceptable lo que es aceptable para el pueblo sirio, dijo Putin en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo francés, Fran ois Hollande, y añadió que lo principal ahora es no permitir la repetición del guión libio y la guerra civil.

Mientras para el mandatario ruso las sanciones no siempre conducen al resultado anhelado y deben ser tomadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, Hollande considera necesario incrementar las presiones contra Damasco y de ahí su decisión de expulsar a la embajadora siria.

Según el jefe de Estado francés, la solución de la crisis pasa por la salida del presidente Bashar Al Assad, posición similar a la de las potencias occidentales.

Esta misma semana, el presidente galo dijo que su país no excluía una eventual intervención militar en Siria, si esta es coordinada en pleno en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Putin, quien ha mantenido firme su posición en contra de cualquier injerencia extranjera, se pronunció por crear las condiciones favorables para la solución política y pacífica del conflicto.

El presidente ruso reiteró su apoyo al plan del enviado especial de la ONU Kofi Annan y consideró contraproducente afirmar que la misión ha fracasado.

Esa misma postura fue expresada por Putin en un encuentro mantenido la víspera en Berlín con la canciller federal alemana, Ángela Merkel.

El tema fue examinado esta semana durante la décimo novena sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Al hacer uso de la palabra, el representante permanente de Cuba, Rodolfo Reyes, consideró alarmantes los llamados de aquellos que apuestan por el uso de la fuerza, la violencia y la intervención militar extranjera.

Reyes condenó las pretensiones de Estados Unidos y otros miembros de la OTAN de imponer al pueblo sirio un cambio de gobierno.

Una guerra civil en Siria, o una intervención de fuerzas extranjeras, dijo, sembrarían mayor destrucción y multiplicarían las muertes; desestabilizarían toda la región y tendrían graves consecuencias para los pueblos del Oriente Medio.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir