Alberto Juantorena habla de...

Nostalgias y futuro

Fausto Triana

Su estampa de basquetbolista todavía lo acompaña con una figura atlética que poco ha cambiado al paso del tiempo, como si la hazaña de conquistar las medallas olímpicas de oro en 400 y 800 metros lisos fuera cosa fácil.

Alberto Juantorena, con sus 1,92 metros de estatura y poco más de 60 años de edad, será en los Juegos Olímpicos de Londres’12 una de las atracciones del atletismo, como el propio británico Sebastian Coe, presidente del Comité Organizador. Cuando se siente el deporte con pasión no se abandona nunca. Yo no podría decirte cuándo terminó una etapa y empezó la otra, declaró Juantorena en exclusiva a Prensa Latina con ese verbo intenso que lo caracteriza.

Vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) y titular de la Federación Cubana de Atletismo, el elegante de las pistas o el caballo, como lo llamaban, recordó las grandes emociones en la urbe canadiense del Montreal.

No se suponía que la meta olímpica se multiplicara por dos. Ya tenía resultados significativos en la arena internacional en los 400 metros planos, una modalidad considerada dentro de las carreras de velocidad.

Sin embargo, se lanzó al ruedo de los 800 lisos (un típico mediofondo) ante un cálculo bien concebido por su entrenador polaco Zygmunt Zabierzowski. Consiguió una proeza que nadie ha podido igualar hasta el momento.

Fue una táctica de carrera difícil e interesante. Ataqué en la segunda vuelta y los favoritos Wolhuter (Estados Unidos, bronce) y Van Dame (Bélgica, plata) no pudieron con mi ritmo. Luego, el premio del récord mundial (1:43.50 minutos), comentó.

La fama y el nivel competitivo no dura por siempre. Juantorena lo recuerda con nostalgia. Fue en Koblenz, Alemania, en 1984, cuando corrí y me percaté que ya mis mejores momentos habían quedado en el pasado. Llegaba la hora del retiro, confesó.

En 1977 reeditó el doblete de Montreal en 400 y 800 metros con otras actuaciones extraordinarias en la Copa del Mundo de Dusseldorf, Alemania. Ese mismo año en Sofía, Bulgaria, volvió a implantar marca del orbe con 1:43.44 en los 800.

Al preguntarle acerca de las transformaciones experimentadas por el deporte internacional desde su época de gloria a la fecha, Juantorena admitió que la comercialización y el mercantilismo le han hecho mucho daño.

Lo que nunca puede cambiar es el sentimiento de pertenencia a la bandera, el orgullo de representar a una Isla pequeña con su gran Revolución. Los principios, el coraje, el amor y respeto por nuestro pueblo, apostilló.

Respecto a las perspectivas de Cuba en el atletismo de Londres, fue enfático: nadie entrena para perder.

Nosotros estamos acostumbrados a darlo todo en los eventos de trascendencia. Hay un equipo de trabajo que viene haciendo las cosas bien. Londres es otro reto para los cubanos. Las medallas potenciales están ahí, apuntó.

Tuvo palabras de encomio para figuras actuales como el monarca olímpico de Beijing y dueño de la primacía universal de los 110 con vallas, Dayron Robles, Lázaro Borges (pértiga), Yargelis Savigne (triple salto), la discóbola Yarelis Barrios (68,03, segunda marca de la temporada), el decatlonista Leonel Suárez y la martillista Yipsi Moreno, entre otros.

Juantorena y la también excorredora Ana Fidelia Quirot serán los invitados especiales a la Gala del Centenario de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) en Barcelona, España, en noviembre del 2012.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir