Actualizado 5:45 p.m. hora local

Alcalde peruano pide retirar base militar de escuela

El alcalde de la localidad peruana de Kepashiato, Rosalío Sánchez, pidió hoy el retiro de una base militar contrainsurgente de la escuela del lugar, tiroteada ayer por un grupo armado que opera en la zona.

Sánchez dijo telefónicamente que la base debe ser trasladada a otro lugar, porque pone en peligro la seguridad de los 700 menores con los que comparte el local del colegio "Javier Pérez de Cuéllar", en cuyos terrenos las tropas están acampadas.

Un cabo y una muchacha de 15 años fueron heridos ayer levemente cuando desde las alturas cubiertas de vegetación los alzados dispararon una ráfaga de ametralladora contra el local.

La base es una de las que instalaron las fuerzas armadas tras graves incidentes recientemente registrados en el área.

Kepashiato, en la selva de Cusco, fue escenario de un secuestro masivo de trabajadores de un gasoducto que el mes pasado marcó la apertura de un nuevo frente de una escisión armada del grupo Sendero Luminoso.

La facción opera desde hace dos décadas aislada en el agreste Valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae), desde el cual extendió sus actividades a la nueva zona y tras el secuestro y la libertad de los plagiados dio muerte a ocho militares y policías en varias emboscadas.

Los reveses dieron lugar a una crisis política en la que se vieron obligados a renunciar los ministros de Defensa y del Interior y fueron reemplazados los jefes de las fuerzas armadas, del ejército y del comando militar del Vrae, señaló Prensa Latina.

El gobierno ha anunciado una estrategia contrainsurgente que prioriza sentar la presencia del Estado en las áreas en las que operan los alzados, con acciones de desarrollo económico y social que beneficien a la población, así como una mejor labor de inteligencia.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir