El “cuarto oscuro” de la inmigración europea

•600 000 personas pasan cada año por estas “cárceles para sin papeles” •En Europa hay 280 centros de retención, nueve de ellos en España •Las ONG denuncian vulneración de derechos humanos y falta de transparencia

La periodista Marta Arroyo se preguntaba hace unos días en el sitio El Mundo.es: "¿Se imagina que a jóvenes españoles a los que la crisis ha obligado a emigrar a a otros países, en busca de una oportunidad laboral, los detuvieran al llegar, los encerraran durante semanas, los maltrataran y los deportaran a la fuerza?".

Para miles de inmigrantes, ese es el destino el final de su viaje hacia una vida mejor en Europa. Una estancia de entre 40 y 18 meses en uno de los 280 centros de internamiento de extranjeros que hay en la Unión Europea, nueve de ellos en España. Carecer de permiso de residencia o tener una orden de expulsión no ejecutada convierten a cualquier extranjero en "carne de CIE". Cada año, 600 000 personas, incluidos niños, pasan por estas "cárceles para personas en situación irregular", que comenzaron a funcionar en 1980.

El informe Fronteras asesinas, sobre los CIE europeos, de la Red de Migraciones Europea Migreurop, es un descarnado relato de testimonios sobre los abusos —muchas veces impunes— perpetrados contra los internos. Desde Austria a Grecia, pasando por Francia o Reino Unido, los miembros de Migreurop han visitado numerosos centros de acogida. Independientemente del nivel de desarrollo del país, en todos ellos hay denominadores comunes: vulneración de los derechos humanos y falta de transparencia.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir