Final Industriales-Ciego

Garra, oficio y buen béisbol en cartelera estelar

Harold Iglesias Manresa y Aliet Arzola Lima

La 51 Serie Nacional está próxima a concluir, pero ha reservado para el epílogo un enfrentamiento que promete. Tigres y Leones, Ciego de Ávila e Industriales, dos novenas de elevada calidad, escenificarán la Gran Final del béisbol cubano, de la cual saldrá, por cuarta temporada consecutiva, un monarca diferente.

Fotos: Ricardo López Hevia     Fotos: Ricardo López Hevia

Odrisamer Despaigne y Vladimir García se perfilan como los abridores de ambas escuadras para la Gran Final.

En el parque Latinoamericano de la capital comenzará un duelo que se prevé reñido, teniendo en cuenta el aval de ambas escuadras, de estable rendimiento en la etapa regular y con destacadas actuaciones en la presente postemporada, en la cual han mostrado dotes de equipos maduros.

Los Tigres rescataron una serie virtualmente perdida frente a Las Tunas (iban debajo 1-3) en la semifinal oriental y después remataron por la corona del este a Granma sin demasiados contratiempos, apoyados en una ofensiva muy ajustada que de seguro será la principal preocupación para Lázaro Vargas de cara a los partidos decisivos del torneo.

El mentor industrialista, tras proclamarse campeón de Occidente en detrimento de Matanzas, destacó las principales virtudes de Ciego y lo valoró como un rival muy complicado: "Cometen pocos errores, dominan a la perfección la mecánica de juego y alg

unos de sus lanzadores (Vladimir García y Yander Guevara) ya nos dominaron".

A propósito de Vladimir y Yander, quienes archivan un éxito y un fracaso en preliminares ante los Azules, solo permitieron dos anotaciones en 18 entradas, como parte de sus sonrisas en el José Ramón Cepero, parque en el que ganaron uno de tres.

Del otro lado, Roger Machado también está consciente de que no puede permitirse ningún desliz. "Son el equipo insignia de nuestra pelota, en play off prácticamente no se equivocan y aprovechan muy bien las debilidades del contrario, su batería combina poder, tacto y velocidad en el corrido de las bases, y hasta el séptimo turno no tienen bache. Su pitcheo quizá sea el arma menos profunda, pero nos sacaron ventaja en la subserie", argumentó.

Industriales, que domina los enfrentamientos particulares con 68 victorias y 56 fracasos, ya venció en cuatro ocasiones a los avileños durante la fase clasificatoria, dependiendo de sus abridores diestros, a razón de dos triunfos para Odrisamer Despaigne, y uno per cápita para Darwin Beltrán y Frank Montieh.

Poco más de 24 horas nos separan de la definición en lo que muchos consideran la pasión de Cuba. Un nuevo monarca tendrá el final de este filme. El veredicto lo tendrá el terreno una vez más.

Especial de granma

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir