Actualizado 1:45 p.m. hora local

Irán recrimina arrogancia occidental previo negociaciones nucleares

Irán recriminó hoy la arrogancia de potencias occidentales y advirtió de que cualquier cálculo equivocado abortará el proceso de negociaciones que mantiene con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y el llamado Grupo 5+1, destacó Prensa Latina.

El presidente Mahmoud Ahmadinejad afirmó desde la ciudad de Dar-e Gaz, en la provincia de Khorassan Razavi, que los iraníes ni temen ni reconocen a los países industrializados que persisten en su actitud abusiva contra la República Islámica.

La intervención del mandatario coincidió con el inicio este lunes en Viena de una reunión de dos días, a puerta cerrada, entre delegados de Irán y del OIEA, basada en analizar temas ligados al Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, del que Teherán es signatario.

El subdirector general del OIEA, Hermann Nackaerts, y el embajador permanente iraní ante esa instancia, Alí Asghar Soltanieh, presiden el encuentro que tiene lugar en la sede de la representación del país persa en la capital austríaca, reportó la televisión local.

Dichas conversaciones ocurren justo nueve días antes de que Irán acuda a la capital de Irak para emprender una segunda ronda de pláticas con autoridades de Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia más Alemania, como parte del referido G5+1.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional (CSSN) y jefe negociador nuclear de Irán, Saeed Jalili, advirtió que cualquier error de cálculo de los funcionarios occidentales arruinará las perspectivas de las conversaciones.

En Bagdad esperaremos por una medida que ganará la confianza de la nación iraní, puntualizó el titular del CSSN respecto a la reunión fijada para el 23 de mayo, para la cual aconsejó a la contraparte evitar hacer comentarios poco constructivos o falsas alegaciones.

Subrayó que la República Islámica adoptó una actitud lógica sobre su programa nuclear pacífico en la negociación con el G5+1, pero alertó que la era de la estrategia de presión ha expirado.

El ex primer ministro francés Michel Rocard, de visita en Teherán, describió la primera ronda de conversaciones entre Irán y el G5+1, sostenida en Estambul a mediados de abril, como un paso adelante y mostró esperanzado en que Bagdad arroje resultados positivos.

Rocard señaló que la crisis en Occidente hace abordar la disputa por el programa nuclear iraní en un ambiente de nerviosismo, y aconsejó manejar el tema en una situación de normalidad.

Además, recordó que una fatwa (edicto religioso) del líder supremo de la Revolución Islámica iraní, ayatolah Alí Khamenei, prohíbe la producción y uso de armas nucleares, de ahí que instó a adoptar una postura de construcción de confianza en las negociaciones.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir