Alertan sobre planes desestabilizadores contra Venezuela

Los planes conspirativos contra el proceso de transformaciones sociales en Venezuela continúan, a ocho años de la detención en este país de un grupo de paramilitares colombianos que pretendían asesinar al presidente Hugo Chávez, afirmaron este sábado en la ciudad de Caracas.

Durante la presentación del libro La invasión paramilitar operación Daktari, el filósofo Miguel Ángel Pérez, coautor del volumen, advirtió que esos empeños aumentan cuando los resultados de las encuestas manifiestan la imposibilidad de la oposición de ganar en las próximas elecciones, reporta Prensa Latina.

La candidatura del representante de la llamada Mesa de la Unidad Democrática, Henrique Capriles, está derrotada de antemano, no funciona, no le sirve ni a la derecha ni al gobierno de Estados Unidos, sostuvo Pérez desde la instalación militar Fuerte Tiuna.

A juicio del periodista José Vicente Rangel, existen sectores en esta nación suramericana interesados en reivindicar el olvido, y no hay mejor forma de combatir la amnesia que recurrir a la publicación y análisis de hechos como el ocurrido en mayo de 2004.

Lo más importante que revela el texto reside en que el personaje central de ese proceso fue el expresidente colombiano Álvaro Uribe, destacó el intelectual, quien denunció recientes declaraciones del ex mandatario acerca de su intención de hacer campaña contra Chávez.

Para Rangel, se trata de un acto de atrevimiento hacia la soberanía de una nación, y revela los planes contra Venezuela, que tienen que ver con el episodio de la finca Daktari hace ocho años y que mantienen un hilo conductor en el tiempo.

Rechazó que el candidato presidencial de la oligarquía y su equipo se trasladaran a la capital colombiana para realizar reuniones con dirigentes de la política y empresarios de ese país con el propósito de recabar dinero.

La autoría del libro también recae sobre el escritor y ensayista Luis Britto, y el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Miguel Rodríguez.

En la madrugada del 9 de mayo de 2004, luego de varios meses de trabajo, autoridades de la nación detuvieron a más de cien paramilitares colombianos en la finca Daktari, situada en el este de la capital, y que fungía como lugar de entrenamiento.

El plan concebido por sectores de derecha resultó un hecho sin precedentes, ya que implicaba introducir extranjeros y violentar la soberanía venezolana, destacó Rodríguez el 6 de mayo último.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir