Indignados vuelven a calles y plazas de España

Los indignados volvieron este sábado a las calles y plazas de toda España para celebrar el primer aniversario del movimiento 15-M, nacido tras las multitudinarias manifestaciones del 15 de mayo de 2011 contra la clase política y financiera.

Decenas de miles de personas participarán esta noche en los numerosos actos convocados por esta espontánea plataforma ciudadana para reclamar que las razones de su descontento, lejos de solucionarse, se agudizaron en los últimos 12 meses, reporta Prensa Latina.

Con una indignación renovada ante los duros recortes sociales aplicados por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, las organizaciones sobre las que pivota el 15-M tomarán los mismos espacios públicos donde hace un año tuvieron lugar las acampadas.

Las marchas de la noche en casi un centenar de ciudades españolas serán el pistoletazo de salida de unas jornadas reivindicativas que se extenderán hasta el venidero martes, día del aniversario de los indignados.

Como hace un año atrás, la emblemática Puerta del Sol de Madrid se convertirá en el epicentro de las protestas de agrupaciones como Democracia Real Ya (DRY) y Juventud sin Futuro, colectivos que gestaron el 15-M a través de las redes sociales de Internet.

En la capital española, cuatro marchas que partirán desde diferentes pueblos y barrios confluirán en Sol, convertida en todo un símbolo tras la acampada de casi un mes protagonizada por los desencantados en 2011.

Barcelona, Valencia, Alicante, Badajoz, Bilbao, Granada, Huesca, Vigo o Sevilla acogerán también manifestaciones para volver a defender que los ciudadanos no son mercancía en manos de políticos y banqueros, una de las principales consignas del movimiento.

Durante cuatro días, los indignados realizarán asambleas populares sobre seis ejes temáticos fundamentales: Ni un euro más para rescatar a los bancos; por una educación y sanidad públicas gratuita y de calidad y reparto justo del trabajo y retirada de la reforma laboral.

Los debates versarán, además, sobre el derecho a una vivienda digna y la lucha contra los desahucios; una renta básica universal para todas las personas y la defensa de los derechos y libertades ciudadanas.

El 15-M advirtió que las actividades de conmemoración de su primer aniversario irán más allá de las 22.00 horas, tiempo límite marcado por las autoridades para permanecer en la Puerta del Sol.

Interrogado por la limitación horaria, uno de los portavoces de DRY, Kike Castelló, avisó que no cambiarán los planes, y acusó al gobierno de intentar coartar el derecho de manifestación.

Sobre el despliegue policial anunciado, de unos dos mil efectivos antidisturbios, denunció que, aparte de desproporcionado y carísimo, es inútil por las circunstancias propias de la plaza.

Creo que los políticos nos tienen mucho miedo, no porque seamos violentos, que no lo somos (...). Somos un movimiento peligroso porque hacemos a la gente pensar y estamos consiguiendo que haya un debate donde antes no lo había, apuntó Castelló.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir