Oncena Bienal de La Habana

Toda una ciudad para el arte

Pedro de la Hoz
pedro.hg@granma.cip.cu

Cuando el próximo viernes 11 de mayo, en horas de la mañana, quede abierta en la planta alta del Gran Teatro la primera de las muestras colectivas que responden al lema Práctica artística e imaginarios sociales, la Oncena Bienal de La Habana transformará a la capital cubana durante un mes en una gigantesca vitrina del arte contemporáneo a escala planetaria.

A lo largo de esa jornada comenzarán a exhibirse centenares de obras de artistas de 43 países, con acento especial en los creadores del Tercer Mundo, en galerías, museos y espacios públicos del centro histórico habanero, en una tupida trama cuyos epicentros estarán situados en el Centro Wifredo Lam —institución encargada de la curaduría principal de la Bienal—, el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales y el Centro Hispanoamericano de Cultura.

El sábado 12 continuará el ciclo de apertura de las exposiciones centrales del evento en el Instituto Superior de Arte, el Museo Nacional de Bellas Artes y la Casa del ALBA Cultural; y al día siguiente en el Pabellón Cuba, Collage Habana, la galería Galiano y el Malecón desde el parque Maceo hasta la Punta.

Junto a las exposiciones propiamente dichas, habrá un conjunto de acciones plásticas en plazas, parques y otras áreas urbanas. Y a partir del lunes 14, durante una semana, sesionará un coloquio en el que se debatirán las tendencias más actuales de la creación visual y su impacto social, al tiempo que se inauguren otras muestras y se realicen performances por parte de artistas invitados.

En esta oportunidad, el llamado programa colateral tendrá como plato fuerte, en los predios de la Fortaleza de la Cabaña desde el jueves 10, el más abarcador despliegue del arte cubano contemporáneo que se haya concebido en los últimos tiempos, con obras de diversos lenguajes y artistas de varias generaciones.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir