Empresa Pecuaria La Vitrina

Donde trabajo hubo, tradición queda

FREDDY PÉREZ CABRERA

Poco a poco, la inercia y el acongojamiento que invadieron a la villaclareña Empresa Pecuaria La Vitrina, en el municipio de Manicaragua, durante los años más duros del Periodo Especial, van dando paso a un huracán de trabajo, cuyo síntoma más visible es la recuperación de sus vaquerías típicas, tal y como las había concebido Fidel cuando en 1976 creó uno de los principales polos ganaderos del país.

foto del autorLa esmerada atención a los animales ha contribuido a disminuir la mortalidad vacuna.

"Fueron años muy difíciles, en los cuales se deterioró la técnica, desaparecieron los cuartones, no había inseminadores, y hasta los sistemas de ordeño fueron a la ruina, todo lo cual se tradujo en un violento desplome de la producción lechera, que de 17 millones de litros entregados en su mejor momento, bajó hasta poco más de un millón en los años más duros", expresa Fausto Vega Herrera, director de la entidad.

Sin embargo, aquí se mantuvo lo más importante, la tradición ganadera de sus hombres y el sueño de algún día poder recuperar lo que con tanto ahínco habían forjado, realidad que ahora toma cuerpo, gracias a la voluntad de la dirección del país de elevar la producción de alimentos, reconoce el jefe de La Vitrina.

Explica que ya cuentan con más de 22 mil cabezas de ganado, distribuidas en cerca de 27 mil hectáreas de tierra, donde se ubican las 42 vaquerías típicas, y otras algo más rústicas, de las cuales cuatro están completamente rehabilitadas, mientras se labora en otras 17, aunque el fin es dejarlas a todas como el primer día, asegura el directivo.

Entre las acciones acometidas figuran la reposición de los techos, el acondicionamiento de las naves y los comederos, la reparación de los sistemas de ordeño mecánico y los aposentos dedicados a la inseminación artificial, destaca Fausto.

Algunos resultados ya son visibles, asegura Vega Herrera, como la garantía del 80 % de las necesidades de comida de los animales, a base de asegurar la caña y el king-grass; la construcción de 349 cuartones y el montaje de 17 de los 35 sistemas de cerca eléctrica recibidos en fecha reciente, lo que ha permitido tener las vacas sueltas en el potrero en el horario de la noche, que es cuando más comen.

Sobre el tema, el director técnico de la entidad, Fernando Fernández Yánez, abunda en que ya comienzan a recogerse los primeros frutos de la reanimación. Así, por ejemplo, el pasado año lograron entregar 2,3 millones de litros del leche, cifra que pretenden incrementar en la presenta campaña.

Para demostrarlo, ilustra con los resultados mostrados por la vaquería No. 4, perteneciente a la Unidad Básica de Producción Cooperativa Cuba-Uruguay, donde es palpable un despegue en la producción lechera, a partir del rescate de cuatro naves, 65 cuartones, los sistemas de ordeño mecánico y la garantía de agua y comida para el total de los animales, todo lo cual se ha traducido en un incremento de casi un 50 % de la entrega de leche, pues si antes recogían 248 litros diarios, hoy aportan 452.

Al respecto, el jefe de la mencionada unidad, Raimundo Guerra Barroso, explica que ha sido decisiva la introducción de una nueva tecnología de pastoreo, creada por el Instituto de Ciencia Animal, a través de la cual se logra la alimentación a base de king-grass, a libre demanda, día y noche.

"Este proceder nos ha permitido promediar hasta siete litros por vaca en ordeño, disminuir la mortalidad a cero y elevar la natalidad vacuna al 91 %, números que, aunque asombren, resultan alcanzables", asegura Raimundo.

"Aquí se ha logrado un sentido de pertenencia y de amor por lo que hacemos como en los buenos tiempos de La Vitrina. Mis hombres laboran entre 12 y 14 horas cada día; ah, eso sí, ven el resultado de su trabajo, porque todos ganan por encima de los 1 500 pesos mensuales, además de la prima que recibirán a fin de año, porque vinculamos el salario a los resultados finales de la producción y a la eficiencia en la labor diaria", señala el vaquero.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir