Ancianos bien cuidados

Germán Veloz Placencia

HOLGUÍN.— La Sala de Cuidados Subagudos, opina la doctora Liliam Valle Gómez, es uno de los recintos más valiosos del Hogar de Ancianos Pedro Vázquez, centro del Sistema de Salud Pública que en la capital de la provincia acoge a 112 personas de forma permanente y a otras 24 de modo seminterno.

 Foto del autorLas Trabajadoras Sociales contribuyen activamente a la creación de la atmósfera familiar que predomina en el centro.

"Aquí hay disponibles cinco camas, medicamentos y dos médicos apoyados con el personal de enfermería correspondiente. Cuando son necesarias las consultas específicas (angiología, ortopedia, nefrología, psiquiatría), las coordinamos con los hospitales Vladímir Lenin y Lucía Íñiguez desde donde nos envían a los especialistas.

"Hacia esos centros, en las ambulancias del Sistema Integral de Urgencias Médicas (SIUM), remitimos a los pacientes cuando presentan complicaciones que no están a nuestro alcance. Y para realizar los exámenes complementarios nos auxiliamos del policlínico cercano."

INVERSIÓN QUE SE AGRADECE

En diciembre del pasado año concluyó la remodelación del Hogar de Ancianos, que duró once meses y costó más de 750 mil pesos. "La sala de Cuidados Subagudos fue uno de los locales reconstruidos totalmente", comunica el doctor Rabel Tamayo de la Rosa, director del centro.

"Igualmente, crecimos en un dormitorio para llegar a once. Ahora tienen baños interiores, falso techo y carpintería de aluminio, y se instaló un ventilador cada dos pacientes."

La lista de locales y sitios nuevos surgidos a raíz de la inversión contiene, entre otros, el bloque cocina-comedor y las dos galerías techadas que se emplean en los horarios de comida, el "ranchón" devenido centro de las actividades sociales, una cisterna para almacenar agua y un área para la realización de ejercicios físicos.

Tamayo de la Rosa explica que el trabajo del personal administrativo y de servicio está sometido a la evaluación permanente del Consejo de Ancianos, transmisor de quejas y de sugerencias para que la vida en general marche sin contratiempos.

"También realizamos, cada tres meses, la reunión con los familiares de los albergados y abordamos integralmente el funcionamiento del Hogar, donde se tratan los casos de pacientes que tienen condiciones para regresar con sus núcleos de origen, porque nos esmeramos en la rehabilitación, pero hacemos énfasis en que la familia no puede desentenderse de la responsabilidad de cuidar y proteger a los ancianos."

VIVIR CON ALEGRÍA

"Aquí todo quedó bonito", asegura Emilio González Tamayo cuando se le pregunta por los efectos de la remodelación de la instalación que lo ampara desde el 2008, pero no pierde tiempo para reconocer el buen trato y el cariño en general de quienes lo atienden.

Con Enit Eadshwood (85 años) ocurre lo mismo. Refiere que mucho la han ayudado las trabajadoras sociales Elizabet Vázquez y Yailín Piña, con amplia experiencia en las relaciones con personas de la tercera edad y muy elogiadas por Paula Pérez, otra paciente apasionada por los trabajos manuales, los cuales realiza sin contratiempos porque forman parte de la terapia ocupacional.

El reclamo de una anciana con problemas en las piernas hace reparar en la asistente de atención y enfermería Nerys Castillo. "Me llama siempre, pero no me molesta porque estoy aquí para cuidarla", dice la muchacha, mano derecha de otras 14 abuelas en los cubículos dos y tres. Mario Alfonso Pérez, licenciado en Educación Física, viene frecuentemente desde el combinado deportivo cercano para encargarse de planificar y dirigir la recreación. "Ya están casi listas las dos parejas que van a participar en el tope de dominó con la selección de la Casa de Abuelos No. 2".

Este puede ser el avance de un festival a nivel de municipio o provincia entre instituciones responsables de cuidar a nuestros abuelos, considera el doctor Rabel Tamayo. "Tenemos ancianos muy activos que cantan, declaman, escriben poemas, tocan piano, bordan, tejen, practican juegos de mesa y se preocupan por la ejercitación física. Acabamos de organizar una tabla gimnástica", dice.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir