Actualizado 12:05 p.m. hora local

Ballet Nacional de Cuba en China, petición cumplida

El siempre deseado contacto entre los pueblos de Cuba y China se hace este viernes realidad con la presencia en la ciudad de Beijing del Ballet Nacional de la isla (BNC), que mañana inaugurará el Festival de las Artes de Beijing.

Cuatro funciones consecutivas en el Gran Teatro Nacional acercarán nuevamente al público chino a la escuela cubana de este arte como expresión de una cultura promotora de amistad. El mensaje llegará esta vez con una obra clásica, El lago de los cisnes, reporta Prensa Latina.

El BNC es bien conocido en esta nación, que lo recibió en enero de 1961, solo meses después del establecimiento de relaciones diplomáticas entre La Habana y Beijing. Entonces el primer ministro Zhou Enlai estuvo entre sus espectadores.

Luego regresó en diciembre de 1964, cuando fue saludado por el líder chino, Mao Zedong, quien saludó personalmente a los artistas.

De tiempos más recientes se recuerdan sus visitas en 2002, ocasión en que animó el mencionado festival, y en 2004.

Con programas también en las urbes de Shanghai y Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, esta nueva presencia del ballet cubano aquí responde a reiteradas solicitudes.

A esos antecedentes se suman el virtuosismo y triunfos en los mejores escenarios internacionales de la compañía que dirige Alicia Alonso, los cuales también se conocen en este país.

Por ello más que sorprender, el BNC solo reafirmará su bien ganado prestigio.

Si algo puede llamar la atención es la presencia de figuras jóvenes en un elenco que a pesar de la renovación, mantiene su indiscutible calidad.

Esa credencial la llevarán al escenario figuras como Viengsay Valdés, Anette Delgado y Sadaise Arencibia, junto con sus compañeros Dani Hernández, Yanier Gómez, Arián Molina, Osiel Gounod y Víctor Estévez, todos en los roles protagónicos.

Como la distancia geográfica deviene obstáculo en el intercambio cultural, las ocho funciones del ballet en esta gira devendrán oportunidades para vencerla y enriquecer los vínculos con el pueblo chino, a quien el BNC vino a ofrecer su ballet como amistad, según adelantó Viengsay a Prensa Latina al llegar a esta capital el pasado miércoles.

Y todo para que visitantes y anfitriones puedan tener un lindo recuerdo de estos encuentros, como dijo Anette.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir