Actualizado 9:00 p.m. hora local

Bailan tango ante embajada española en México

MÉXICO, 25 abril.— En una insólita escena vista hoy en plena calle frente a la embajada española en México, varias parejas bailaron tango, en apoyo a la nacionalización por Argentina del 51 por ciento de la petrolera hispana Repsol.

También danzaron allí dos simpáticas mujeres, una disfrazada de soldado colonialista español y la otra de elefanta.

Otros participantes portaron una bandera del país suramericano y varios carteles alusivos al respaldo a esa medida tomada por la presidenta Cristina Fernández.

Durante casi dos horas, los transeúntes por la céntrica vía de la capital mexicana observaron asombrados esa alegre manifestación y algunos de ellos la saludaban a su paso.

En ese mitin, organizado por mexicanos defensores de la soberanía y autodeterminación de los pueblos, el activista social Jesús Escamilla rechazó la actitud colonial del gobierno de España ante la decisión soberana del gobierno argentino.

Asimismo, expresó el apoyo al pueblo español, a los indignados y a los desempleados de ese país que, dijo, son víctimas de sus malos gobernantes.

Añadió el rechazo a la actitud injerencista del presidente mexicano, Felipe Calderón, que llegó a condecorar al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Al compás de La Cumparsita, giraba la joven mexicana estudiante de Sicología, Jimena Ortega, quien dijo a Prensa Latina que la decisión corajuda de la presidenta Cristina Fernández es una prueba de que un país puede ser autónomo.

Su pareja en el baile, Miguel Socolovsky, un argentino profesor universitario, residente en México hace 36 años, comentó que el entonces gobierno neoliberal de Saúl Menem entregó la petrolera argentina a la Repsol y ahora es recuperada por el gobierno de Fernández.

Por su parte, la mexicana disfrazada de soldado colonialista, Rosa María Hernández, dijo que estaba allí en defensa del derecho de los pueblos a decidir su propio destino.

La elefanta era la activista Tamara Barra, quien dijo que la caza de animales en África por el rey Juan Carlos es una muestra más de la doble moral y de la actitud colonialista de los gobernantes de España.

Entre los letreros que portaban los manifestantes, uno aludía a un conocido tango. Afirmaba, en alusión a la reciente visita del presidente español a México: Rajoy, volverás con la frente marchita.

La singular fiesta culminó en una simbólica escena, cuando la elefanta derribó al soldado colonialista e hizo la señal de victoria.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir