Actualizado 8:00 p.m. hora local

Venezuela reafirma responsabilidad de Estados con
sus fronteras

NACIONES UNIDAS, 25 abril.—. Venezuela subrayó hoy ante el Consejo de Seguridad que la promulgación y ejecución de medidas para la seguridad de las fronteras son competencia de los Estados soberanos.

Y en esa materia hay que respetar los principios de igualdad soberana, independencia política, integridad territorial y no injerencia en los asuntos internos, precisó el representante permanente de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero.

El Embajador intervino este miércoles en un debate del Consejo de Seguridad sobre el tema Seguridad de las fronteras frente a los flujos ilícitos, convocado por la delegación de Estados Unidos, país que este mes ostenta la presidencia de ese órgano de 15 miembros.

El diplomático advirtió que el asunto no forma parte de la agenda de ese cuerpo y rechazó su pretensión de avanzar en lo que llamó securitización (absorber las cuestiones de la seguridad) de la agenda de la ONU y de usurpar competencias de otros órganos del sistema.

Opinó que para enfrentar las consecuencias de los flujos ilícitos fronterizos basta con poner coto a la voracidad del neoliberalismo y sus transnacionales, a las políticas imperialistas y colonialistas que causan pobreza e injusticia y a las inequidades económicas, políticas y sociales en el mundo.

No puede ocultarse que el sistema capitalista mundial, consumista y especulativo, que castiga a los pobres y vulnerables del mundo y alienta la desenfrenada búsqueda de súbitas e inmorales ganancias monetarias, está en la raíz de esos ilícitos fronterizos, aseveró.

Valero agregó que el capitalismo salvaje, inhumano y depredador de la naturaleza es el fundamento sistémico de los delitos transnacionales.

Un sistema que exacerba la acumulación de capital sin consideraciones éticas de ningún tipo es el caldo de cultivo para la realización de esos delitos, añadió. Dijo que, en ocasiones, los organismos de seguridad de potencias imperialistas defienden, protegen y financian a importantes capos, terroristas y delincuentes vinculados a delitos trasnacionales para promover sus agendas subversivas contra naciones soberanas.

Y puntualizó que la transferencia ilícita a sectores subversivos y a grupos irregulares armados que amenazan la paz y estabilidad de gobiernos legítimos trae como consecuencia la proliferación de armas ilegales en las regiones y desestabiliza a países vecinos.

Valero alertó sobre el intento de abordar el concepto de flujos ilícitos a partir de categorías muy disímiles y diferenciadas.

Entre ellas mencionó la transferencia de drogas, artículos de contrabando, elementos terroristas y sus fondos, materiales relacionados con armas ligeras y de destrucción masiva, minerales procedentes de zonas de conflicto y personas objeto de trata.

Debe subrayarse que no todos los ilícitos transfronterizos constituyen amenazas a la paz y seguridad internacionales, subrayó, y reclamó que cada asunto reciba un tratamiento distinto y específico, en el marco de las políticas y leyes nacionales. (PL)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir