Actualizado 1:45 p.m. hora local

Gobierno español defiende prospecciones petrolíferas en Canarias

El gobierno conservador español defendió hoy la autorización otorgada a Repsol para realizar prospecciones petrolíferas frente a las costas de las islas Canarias, cuyas autoridades rechazaron la concesión a la multinacional, destacó Prensa Latina.

Frente a las críticas por su posible impacto medioambiental y turístico, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, destacó el supuesto beneficio económico que tendría un descubrimiento del hidrocarburo en ese archipiélago.

En declaraciones a la radioemisora Onda Cero, Soria indicó que si en las citadas islas se encontrará petróleo como para cubrir el 10 por ciento del consumo de España, se ahorrarían 28 mil millones de euros en la factura energética.

Según su criterio, un hallazgo de esa índole sería una oportunidad extraordinaria para diversificar la economía de esa comunidad autónoma, que tienen en el turismo su principal industria.

El titular recordó que las islas cerraron 2011 con cifras récord de turistas (más de 12 millones de visitantes) y, sin embargo, terminaron el año con una tasa de paro de casi el 31 por ciento, la segunda más alta del país ibérico, después de la de Andalucía.

Citando estudios de expertos, subrayó que las probabilidades de encontrar crudo son altas, alrededor del 20 por ciento, y añadió que, de haber, el potencial de producción sería de 140 mil barriles al día, lo cual supone el 10 por ciento del consumo nacional.

La administración del derechista Partido Popular concedió el pasado viernes a Repsol el permiso para hacer exploraciones en Fuerteventura y Lanzarote, una de las áreas más importantes de España en términos de biodiversidad marina.

Desde un inicio, las instituciones canarias pusieron en duda que esas perforaciones beneficien a la economía del archipiélago y advirtieron del daño que un potencial derrame de crudo ocasionaría al turismo.

El presidente regional, Paulino Rivero, acusó al ejecutivo de Mariano Rajoy de tratar a su territorio como si aún fuera una colonia perdida en el Atlántico.

Para el gobernante canario, el acuerdo adoptado por Rajoy, que calificó de unilateral e injusto, sólo sirve a una idea: beneficiar a una empresa privada, en alusión a Repsol.

Anticipó que las islas utilizarán todos los recursos legales a su alcance para evitar un atropello como el que pretende el Gobierno.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir