Cuba en el mundo

Actualizado 1:45 p.m. hora local

Denuncian campaña mediática contra Ecuador por recomendaciones a CIDH

La representante de Ecuador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), María Isabel Salvador, denunció este lunes la campaña mediática contra su Gobierno por respaldar las recomendaciones presentadas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En entrevista telefónica desde Washington con el diario El Telégrafo, publicada este lunes, la diplomática se refirió a las sugerencias aprobadas por el Consejo Permanente del organismo para que todas las Relatorías reciban igual atención y financiamiento, reporta Prensa Latina.

Este fin de semana, el presidente, Rafael Correa, señaló la incongruencia de que la Relatoría sobre libertad de expresión merezca un informe aparte del resto, sea financiada por un país que no la reconoce, e incluso que tenga al mando a una representante estadounidense.

Salvador señaló que su Gobierno es acusado sin justificación de querer destruir esa Relatoría y en ningún momento se ha impuesto posiciones con un sesgo específico, sino que ha respaldado las recomendaciones de los cancilleres para el mejor funcionamiento de este organismo y Ecuador ha planteado las suyas propias.

El informe, acotó, fue respaldado por todos los Estados miembros, y en el tema del financiamiento la delegación ecuatoriana ha resaltado la necesidad de que la organización funcione con recursos regulares de la OEA sobre la base de la universalidad, un principio fundamental de los derechos humanos.

De acuerdo con la Representante de Ecuador, los temas tratados buscan que la CIDH se convierta en promotora de los derechos humanos en América, y las recomendaciones no solo van dirigidas a la Comisión, sino también a los Estados miembros y a la Secretaría General de la organización.

Argumentó que los derechos humanos son universales e independientes, lo cual no significa que unos sean más importantes que otros, por lo cual todas las relatorías merecen ser atendidas de la misma manera.

De las nueve relatorías, sobre los derechos de libertad de expresión, de la mujer, de los niños, de los pueblos afrodescendientes, varias no funcionan en toda su capacidad porque no cuentan con los recursos suficientes, señaló.

Apuntó que la OEA no puede financiar sus operaciones con sus recursos y acude a aceptar aportes extraordinarios, no solo de los países miembros, sino de otras fuentes fuera de la organización, sean o no gubernamentales.

En el caso de la CIDH la situación todavía es más grave, porque la OEA tampoco puede financiarla y acepta contribuciones de instituciones de Estados Unidos y la Unión Europea, que no forman parte del sistema y podrían imponer sus designios a cambio.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir