Inaugurado I encuentro Aponte in Memóriam

Adolfo Silva Silva

Camagüey.— Las primeras ejecuciones por penas de muerte contra el movimiento conspirativo liderado por José Antonio Aponte, se recordaron ayer en el sitio donde resultaron ejecutados ocho hombres negros.

El parque Agramonte, antigua Plaza de Armas, fue la sede para la evocación del hecho, ocurrido hace 200 años, y constituyó el prólogo de la apertura del I Encuentro José Antonio Aponte in Memóriam, al cual asisten delegados de La Habana, Matanzas, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Camagüey.

Aplicada el 29 de enero de 1812, la sentencia implicó a Calixto Gutiérrez, Nicolás Montalbán, Fermín Ravelo, José Miguel González, Ramón Recio, Pedro, Pablo y Manuel (sin apellidos en la documentación investigada).

La máster Kezia Sabrina Henry expuso en la jornada inaugural del evento un estudio acerca de la presencia de la referida conspiración antiesclavista y separatista en territorio camagüeyano, donde tuvo uno de sus principales focos en el país, hecho poco conocido y divulgado.

Según el pesquisaje, en el área comenzaron la represión —incluido el inicio de las penas capitales—, y las delaciones que culminaron con el cese del movimiento, en 1812.

Aponte y otros involucrados también fueron sentenciados a muerte, como parte de las acciones de las autoridades coloniales para anular una corriente con raíces en La Habana, Remedios, Bayamo, Camagüey y Holguín. (AIN)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir