Osama, la película y el misterio

ROLANDO PÉREZ BETANCOURT
rolando.pb@granma.cip.cu

Cuando el misterio sigue siendo un protagonista de primera línea en lo que respecta al operativo de Inteligencia y posterior asesinato de Osama Bin Laden, el proyecto fílmico de la Sony Pictures que recogerá el hecho ha sido llamado a capítulo por la CIA y el Pentágono.

La Bigelow, una directora que simpatiza con los héroes invasores.

La noticia difundida refiere que tal medida responde a una solicitud, en agosto pasado, del republicano Peter King, presidente del Comité de Seguridad Nacional del Congreso, quien preocupado por una supuesta filtración de alto nivel, pidió investigar si el Gobierno de Barack Obama le había soltado prenda bajo el tapete a la Pictures, al periodista y guionista Mark Boal y a la directora Kathryn Bigelow, ganadora del Oscar por Tierra hostil, un drama bélico recreado en Iraq, cuya distinción por la Academia de Hollywood sorprendió a no pocos debido a su mediocridad argumental y nada disimulado apego sentimental a los "héroes" de la invasión.

En su denuncia, King se preguntaba cómo era posible que la administración de Obama, alegando prioridades de seguridad nacional, faltara a su deber de presentar un "reporte completo al Congreso y al pueblo estadounidense" y, en su lugar, le hubiese desclasificado información "a la visión cinematográfica de la historia".

Aunque no lo dijera en palabras, la diana de su flecha estaba clara: los demócratas, con la exaltada imagen pública del presidente que de ella derivaría, querían la película a toda costa.

Desde agosto, la CIA y el Pentágono permanecieron callados, sin embargo, ahora acaban de llamar a la directora Bigelow para que les muestre el guion terminado, ya que el filme debe comenzar a rodarse el mes próximo para ser estrenado, casi seguro, antes de las elecciones presidenciales de este año.

King (recordemos que es republicano) dio las gracias por ser atendido: "Me complace que el Departamento de Defensa y la CIA estén de acuerdo conmigo en que "las presuntas filtraciones a los cineastas es algo digno de ser investigado y de tomar medidas para hacerle frente".

Ya antes había dicho que las filtraciones no solo ponían en jaque futuras investigaciones y detenciones, sino también que eran un serio peligro "para los héroes de la misión y sus familias", argumento flojo este último por cuanto "los héroes" estaban enmascarados y así deberán aparecer en el filme.

Se sabe que las películas de alto costo ––como es el caso–– recurren a cifras millonarias para promoverse, pero si el proyecto fílmico de marras no encuentra finalmente obstáculos, la publicidad que ahora recibe (¿lo habrá pensando Peter King?) le hará ahorrar mucho dinero a los productores con la nueva expectativa planteada: ¡venga y entérese de lo que ni el Congreso supo!

El ciclo se repite y otra vez política y cine ––esa poderosa arma–– se implican en tiempos de elecciones.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir