Mujeres atletas: estirpe, medallas… corazón

Harold Iglesias Manresa

Reza un adagio que recordar es volver a vivir. Pues sí, ya hace poco más de un mes culminaron los XVI Juegos Panamericanos de Guadalajara y hoy, hurgando en la memoria, vinieron a flote momentos de innegable alegría brindados por nuestras deportistas. Esas que siempre han sacado a relucir la estirpe de la mujer cubana.

Foto: Ricardo López HeviaAdriana Muñoz, doble reina Panamericana.

Nuestras campeonas en tierras tapatías fueron: las remeras del doble par abierto Aimée Hernández y Yariulvis Cobas nos dieron la satisfacción del primer título de la delegación en la laguna Zapotlán el Grande donde mismo grabó paletadas doradas el kayak biplaza a 500 metros. Lisandra puso su corazón sobre las bielas para imponerse en la velocidad. Pero como nunca antes en la historia quedará grabado ese podio copado en la ruta, con la jovencita de 18 abriles Arlenis Sierra a la cabeza, tras los extenuantes 80 kilómetros de recorrido y sus coequiperas Yumari González y Yudelmis Domínguez en rol de portaestandartes.

A esa misma velocidad apostó la taekwondoca Glenhis Hernández (+67 kg), para con la potencia y precisión de sus patadas voladoras emerger airosa. Y como un relámpago en el colchón se avalanzó la gladiadora holguinera Catherine Videaux (63 kg) hacia la estadounidense Elena Priozhkova. Lógico, sobre ella pesaban tres derrotas, incluida la discusión del bronce mundial en Moscú’10, entonces y de manera convincente fue a la cuarta la vencida, antes de ser imitada por su compañera Lisset Echeverría (72).

La actuación perfecta de nuestras dos luchadoras constituyó la antesala de lo que harían las judocas: cinco coronas sacaron del tatami Idalys Ortiz (+78), Onix Cortés (70), Yaritza Abel (63), Yurisleidys Lupetey (57) sobre la subcampeona del orbe, la brasileña Rafaela Silva, y Yanet Bermoy (52).

Y con la precisión en la mira, el blanco en el horizonte y el sueño de los Juegos Olímpicos al alcance de su gatillo reinó la fusilera Dianelys Pérez en el 3x20 a 50 metros.

Con la parada bien alta recalamos en el estadio TELMEX de atletismo. Allí brilló el oro para las muchachas de Cuba en ocho ocasiones, dos para Adriana Muñoz en los 800 y 1 500 metros planos, Lesyani Mayor (salto alto), Misleydis González (bala) y el cuarteto de 4x400. Eso no fue todo, tres récords panamericanos de los brazos y piernas de la martillista Yipsi Moreno, la discóbola Yarelis Barrios y la pertiguista Yarisley Silva, esta última desafiante ante la titular mundial y extraclase brasileña Fabiana Murer.

Así dejaron sus huellas nuestras mujeres en la arena panamericana, no se detienen, y ya en sus horizontes hay un nuevo escenario del cual una vez más intentarán salir airosas: Londres’12.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir